martes, 29 de diciembre de 2009

Un año




Hoy hace un año me lancé a la aventura de abrir este blog.

Tiempo de hacer recuento, tiempo de reflexionar sobre lo que he hecho en este periodo, tiempo de plantearse el espacio en sí mismo.

¿Volvería a abrir el blog sabiendo lo que sé ahora? Por supuesto
¿Ha merecido la pena? Sí, sin duda.


El blog me ha permitido conocer personas en este año que son amigos reales, nada de virtuales, son personas de carne y hueso. Cierto es que tengo enormes ganas de tratar más a algunos, cierto es que tengo que conocer en persona a otros y que todo se andará, cierto es que hubo tres anónimos con intención de tocar las narices pero como vinieron desaparecieron… conclusión: un lujo de acompañantes en el camino.

Hace un año justo, terminaba la presentación con un ruego:  me gustaría comentaseis, que un blog es cada vez mejor con los comentarios que recibe. Y si entonces me preguntan la previsión no podría ni soñar tener los comentaristas de lujo que tengo,




habéis sido el motor de este blog.





Mil gracias a todos. 

lunes, 28 de diciembre de 2009

Ángelus



Ángelus de Millet








Busco encontrar vida en las palabras
pero se quedan
cortas, insulsas, vacías, sin alma



cuando las comparo con la sonrisa
de un niño
siento que la luna se descalza.

¿VENDRÁ HOY A REGALARME UNOS GUANTES DE VIENTO?

Ya retornan los campesinos al ángelus


vuelve


una y otra vez


la tierra a desnudar de símbolos el cielo


solamente nubes cuajadas de fuego y unos pájaros


soledad para el poeta


esperanza para las raíces con sudor germinadas.



LLEGA LA HORA DEL SILENCIO, 


DEL PAN CON ACEITE





En un estanque sin fondo


peinaré con mucho cuidado el fruto de la esperanza


en un campo de manzanos


observaré que todo es pulcritud y anhelo.




martes, 22 de diciembre de 2009

Espiral poética




Una barba se aloja fantasiosa en una hoja de papel
incomprendida suma de vicios y rellanos
rehusa tener jazmines en las patillas
para no dañar las uñas que la mecen
enfrente los sonidos de una sartén
al descongelar el miedo a la ternura
es preferible escayolarse el alma
por si acaso volviera el gris al cielo.


La voz, misterio diminuto en un sarpullido de amapolas,
está inacabada desde sus cimientos
se sostiene sobre una pizca de albahaca
esperando no sople mucho el verbo esdrújulo
y la haga caer desde las mejillas al relicario.


Te cubriré de sonrojos la raíz de las uñas
esas que resuenan a cada paso que no viertes
entonces comprenderás que el número áureo
era solamente una broma para los sentidos.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Compartido con Julia

Hoy comparto espacio con una persona que tiene una sensibilidad especial, distinta, mezcla de visiones varias y válidas de la vida que muy bien se pueden resumir mirando su blog: una cita hermosa de Hemingway de subtitulo llamando a la humildad; en el lateral 19 consejos del Dalaí Lama y cada entrada un prodigio de sensibilidad detrás de una cámara de fotos, de una elección de un poema, de una composición gráfica.

Hablo de Julia, que despliega todo ese encanto especial en el blog Otro Mundo A Través Del Espejo. Merece la pena pasar en él un tiempo, no es tiempo perdido.

La colaboración ha consistido en que ella ha realizado una composición gráfica sobre un breve poema mío, muy breve. Espero sea de vuestro gusto la mezcla.




Derrame sangre sobre el peluche
con alma de nube
sin darme cuenta que el oxígeno
igual que el azufre
ya no es necesario en el tiempo
donde la daga cruje.

Derrame sangre sobre el pañuelo
flor y estuche
estructura que tiembla a la tarde
bacanal que sufre.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Desierto de agua




Me sujeto al borde de una taza
manchada por notas de violonchelo
para no morir electrocutado en café
inclino mi frente ante la grandeza
que se esconde en los pliegues de una falda
guardada en el interior de tus muslos.

Llego a la noche invocando el día
llego al alba llamando a la luna
rompo el sello de mi juventud ecléctica
como Aquiles guardaba su rapidez.
Nínive no es nieve es grandeza
tu respirar en mi nuca no es calor es grandeza
sentimos que nos atan los pronombres
con una espiral que llega hasta la intensidad errada
sentimos que nada nos detendrá ( ni el acero)
cuando el ángulo de tu rodilla y tu pecho
señale el centro de mi llamada.

Nos coronaron con una pieza fundida en bronce
por miedo al color de las piedras
pero la arena de aquellas tiendas fastuosas
y el negro roncar de los tambores
fueron el comienzo de una inconclusa paciencia
donde anidan turbantes y esporas
donde gritan los verbos ya raídos
donde resucitan amarillos y azules. 

jueves, 17 de diciembre de 2009

Cotton




Calientas tus ojos en mis palabras


desatando un incendio en tres estrellas


decides que la noche es muy oscura


para no perder la brújula entre sábanas


con olor hierro


con sudor papel


con sabor a tul


con calor de pétalos




¿Qué harás después de beberme el hígado?


…casi un hilo de pregunta…




Seguramente me columpie en tus clavículas


puede que rompa a pedradas la luna


o juegue con el Cotton de Tulear




¿Repararás después mis párpados?


cayeron mientras me duchaba


…casi una seda de explicación…

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Vómito




En la fría mañana la niebla cubre mis manos
acabará sembrando un terrón de azúcar
en el mismo centro de mi cerebro con forma de lechuga
y un triste pájaro sin laringe
en los bordes del corazón deshilachado.

¿Quién eres?
Te reconozco en aquella camarera dulce como carne de membrillo
en la dama que con elegancia paseaba del Capitolio a las Termas
en la niña que con una navaja pelaba atardeceres
en los ojos que me han mirado mientras jugaba guarecido de la lluvia
en las manos enguantadas que tomaron café aquella tarde
en las piernas marmóreas de la araña del jardín.

Tus brazos no callan
 y yo ensimismado
dejo que la nieve
sepulte las hojas que cayeron de aquella estrella
enciendo mi cigarro con la palma de mis manos
apuro el agua acumulada en mis sienes
preparo un café para tramitar voluntades
mientras tú descansas del vómito de negaciones
que volaron debajo del tejado blanco.

martes, 15 de diciembre de 2009

Gárgola niña




Coges el trigo con tus dos manos
niña madre
niña autoridad
lo colocas sobre el hombro tan estrecho
que parece una línea en el infinito
balanceas el surco tintado tan temprano
convirtiéndote
en costilla de la montaña
en raíz con cientos de años
en gesto húmedo que es juego
en ceja ajena al sudor.

Eres delfín que desgrana sonrisas
liebre en la piedra adornando la puerta
flor que enseña el final de la flecha
altar orientado siempre á Oriente
gárgola esculpida en la generosidad.

Quisiera, niña madre,
escribir en tu frente con mi voz
el significado del árbol de la esperanza
donde las yemas anuncian un beso
desafiantes ante el peso del alma
intricado laberinto donde la luz canta
y la belleza del lirio no quiere dormir.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Sembrador de sueños


Dedicado a Noemí, amiga.



Gesto desapercibido en la luz
que convierte en banal el esfuerzo
aligerando el peso del cesto
soliviantando la lucha que pasa desapercibida;


son tantos los días
y a veces tan largos
que precisas de fe fundida en bronce
para continuar con una lucha
aparentemente perdida de antemano.

Los sueños se alejan de ti cada mañana
la imaginación perece en la claridad
tu epíteto queda diluido
pero tu tesón no amaina;


carácter que se dibuja en tu cara
fortaleza en tus brazos de acero
sencillez aplastante en tu mirada
que cada noche vuelve a triunfar
regando el muro
con tantas ilusiones que nacen al morir el sol.





domingo, 13 de diciembre de 2009

Compartido con Maite

Hoy tengo el enorme placer de poder presentar el poema conjunto con Maite, poeta de los pies al último pelo de la cabeza,  publica en su blog Ni un puntito somos en el Universo, y en Poetas Anónimos.

Ella llega escribiendo poemas y publicándolos en su blog desde hace ya casi dos años, ¡casi ná! Su poesía es aparentemente sencilla, digo aparentemente con todas las consecuencias. Tiene verdaderas joyas que no son otra cosa que el fiel reflejo de una mujer sensible y con una mirada sabia fruto de la experiencia. La vida nos da lecciones a todos pero no todos somos capaces de asimilarlas tan bien como ella.

Encima es medio paisana, vivió en Extremadura bastantes años, y eso queda :-)

Cómo vivir sin ti






Vivir sin ti es como no ver el ocaso,
que a la atardecida luce en todo su color
en ese juego de luces invocando toda vida,
no estás, sin embargo se palpa, la llama encendida.

Llega la noche mostrando su  oscuridad,
en la lejanía puedo divisar tu luz que me hace compañía
permaneciendo cercano aún en lo lejano,
duele, ¡cómo duele! Sigo percibiendo la vida.

Se va yendo la noche viendo despuntar el alba,
noto su brisa cálida que me devuelve la esperanza,
va a ser un día más en la inmensidad de tu ausencia
calando en mí toda tu esencia y fragancia.

Al mediodía me envuelve la soledad,
es como mi mantel: descolorido, vacío,
sin olor ni alegría ni vino ni pan.
Sólo tengo que pensarte encendiéndose todo a la par.

Así van transcurriendo mis días,
sé que esta soledad no está tan sola,
porque vigilas a lo lejos
esperando llegue el ansiado momento.






Vivir sin ti es un no vivir
es llorar sin lágrimas cada gesto
es dejar morir las horas
es sentir que estás tan cerca pero tan lejos.
Vivir así es morir con el recuerdo
oír tu nombre en cada canto de los pájaros
palpar tu ausencia que aquieta mis ojos
abrazar mi cuerpo que es tu cuerpo.

Pero a pesar de todo es existir
aún besando con dolor ese pañuelo
con el que me secaste al partir
prometiendo que florecerías de nuevo.

Y espero


como la mariposa dentro del capullo
como el polluelo dentro del huevo
como la semilla dentro de la tierra
con la misma ilusión espero.

Llegará el tiempo de las risas
el momento de tu fragancia, de tu pelo,
el instante del beso que cierra los párpados
el segundo cuando posaré mis ganas en tus senos

mientras

lucho y espero
sueño y espero
muero y espero.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Tapiz de fuego




Herido por una raja de sandía
un gavilán agoniza sin ropa limpia
dos flores de loto se pintan en la espalda
señales olvidadas desde que el papel
supo respirar pólvora en un horno.

   ¿Sientes como te acaricia el aire?
   Si, el ventilador camina hacia el escritorio

Las lunas de Noviembre son tibias
un salmón bebe dos sorbitos de pereza
para acabar sudando frente al sofá.

   ¿Estás cómoda en el reclinatorio?
   No, quiero sentarme como lucen los compases

Una bala se pierde dentro del globo ocular
el noticiero declina la historia de Salomón
un pebetero amenaza con un florete roto
a la paloma que rompió un vaso, el vaso,
derramando toda la tinta que quedaba.

—  ¿Te gusta el tapiz que está sobre la ventana?
 S  Si, cúbreme los hombros con torzales calientes, 
que derritan la escarcha que anida en mis poros 
y regresen los ríos hasta tus labios ardorosos

jueves, 10 de diciembre de 2009

Presunción



Oleo de Sergey Frolakov



Frío en mis muslos resonantes
humo en la fábrica de filósofos
árbol con las raíces desbocadas
sueño con un palacio florentino

un caballo de pecho estrecho toca la guitarra
mientras ando descalzo en el techo del infierno
una autopista de hormigas descansa en mi cintura
pretendiendo ser pebetero prendido con esa flecha

margaritas florecidas en Diciembre
jazmines mordiendo una nube
libros hablando desde catacumbas
me ilusiono con un oleo de Frolakov


un hipopótamo con gafas de sol pasta en una rotonda
intentando comprender la esfera armilar
una manada de tritones anida en las cuencas de mis ojos
entonces resumo el pasmo de mi mano
a una simple letra escapada de un icono
jugando sobre la silla vacía a mi derecha.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Permanecer





Con la fuerza de la seda que acaricia

arrancando calladas sonrisas en la mañana
con la fuerza del veneno que no vierto
por no descomponer los ríos de estrellas
cubriré los pétalos de tu boca
como la niebla encierra la montaña
pero yo no desapareceré cuando salga el sol
seré montaña que revienta

y

verteré hielo picado en tus pestañas.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Compartido con HADALUNA

Este domingo tengo el honor de traer a este espacio donde se comparten poemas y trocitos de alma a la energía positiva en persona: HADALUNA

Como escritora tiene un don especial para la prosa poética. Sus textos son maravillas que rezuman sentimientos siempre positivos, una visión de la vida especial y una capacidad de superación enorme, tanto como su corazón.

Como persona solamente decir que creo es justamente como sus escritos. Ahora está cosiendo sus alas nuevamente, pero sus tiritas deben ser tan mágicas como ellas, su hilo transparente regalo del mismo cielo. Se puede aprender mucho de ella.

El texto que os traemos empezó como prosa poética y acabó como poesía, espero os agrade.




MARIPOSA ARDIENTE


El cristal que me enfrenta la niega,
pero siento una inquieta mariposa
que en mi estómago revolotea.

Cierro los ojos,  pienso que desvarío.
Cuando los abro,  te veo frente a mí.
 Ya no hay cristales,
sólo este vuelo escondido.

Comienza a arder el fuego
que no deja cenizas.
Nuestras miradas tropiezan.
Yo me sumerjo en tus ojos,
tú navegas en mi sonrisa.

Tirito cuando te acercas,
sintiendo un escalofrío.
Me planteo que hasta hoy,  
en nada se iba mi vida.
Me pregunto enamorada
dónde estabas tú metido.

Mis preguntas sin respuesta
ya no importan ni me timan.
Yo siento  que me devuelves
poco a poco la alegría.

Quiero empaparme en tu aliento
y en tu mirada perdida,
y los rubores me tiñen
cuando tu ardiente presencia
mis sentidos arrebatan,
y mi ser todo se excita.

Voy caminando a tu lado,
sin importar la salida,
sin pensar en el destino,

sólo intuyendo, la escena

de qué ocurrirá en mis venas

cuando empiecen las caricias…




Libo tu perfume
como el agua de un oasis
me pierdo en tu mirada
como un vagabundo errante
palpo tu cintura delicada y bravía
como fuente surgida del mismo cielo.

La noche nos cubre con tapiz de estrellas
la luna nos alumbra con luz de gas
mis manos son lava que resbalan en tu piel
tus manos explosión de canela
nadamos en un beso que desafía lo eterno
tu frente en mi pecho marca el camino…

sonrojamos el árbol que nos mira
aspergandonos con su savia enloquecida
mientras nos arropa con sus ramas , suspirando,
envueltos en un ciclón de mariposas enardecidas