martes, 25 de agosto de 2009

Agabe


Me falta una verdad



Las plumas de la golondrina se embriagan de miel

por temor

a encontrar el centro de la noche;


las nubes, cargadas de marfil,

cubren con deleite

esa libélula que ya se perfila las pestañas;


desearía un cerro repleto de margaritas azules

para mis manos

que ceden ante el peso de las mareas;


el reloj, cansado de recitar segundos,

decide caminar

junto a los erales que esculpen flores;




¿pasó por aquí?

Seguro, no ves comer miel a los corderos.

17 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo que bellas palabras hoy te superaste me encanta
un beso

Rafa dijo...

A veces nos sorprendes con algún poema que a pesar de su manto surrealista no deja de tener los vínculos que hacen de tu poesía única, un todo.
Las alusiones siempre presente a la naturaleza y entorno con ese toque delicado a pesar de que a veces jueges con imagenes atrevidas, cosa que yo aplaudo.

Ahora me voy a buscar a mis hijas que vienen a pasar unos dias conmigo.

Mañana volveré a esta página, con toda seguridad te lo digo. Buscaré algún tiempo en la mañana mientras ellas duermen. No se si escribiré, ando con un nuevo capítulo del relato de mi otro blog que tengo casi abandonado y merece un empujonzito. Este verano me tiene como desmotivado. Prefiero la intimidad y el recogimiento de dias menos sofocantes.



Un abrazo amigo.

Antoñi dijo...

Quien no sueña se pierde la magia de crear algo tan bello... Yo soñé que el alma de pájaro, que venció las rejas de su jaula, dibujó con su pico, un arcoíris con la libertad irradiando colores; ¡Allí!, Donde los corderos se alimentan de miel. Es por eso que la verdad que te falta, la guardas dentro de tu alma, para que el osado crepúsculo no la oculte con sus sombras….

Ah, yo siempre hago concepciones, siempre y cuando se me guarde el secreto, jajajaja….
Un beso, Antoñi

SIL dijo...

¨... desearía un cerro repleto de margaritas azules
para mis manos
que ceden ante el peso de las mareas...¨

____________________

Te faltará una verdad, te creo.

Antoñi habrá acertado o no en su teoría, no lo sé.

Yo, por lo pronto, tengo la certeza de que las palabras que destaqué de tu poema forman la metáfora más bella que jamás han visto mis ojos.
Un abrazo.

JR dijo...

Yo a veces deseo que el reloj deje de recitar segundos, pero que no camine, que se quede quieto mirando, para que el tiempo no pase tan rápido.

Besos.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Mi querido amigo qué verdad te falta? Siempre buscamos y a veces nunca las encontramos y a veces están a la vuelta de una mirada, como "no ver comer miel a los corderos"
Un abrazo
Noe

M. Angel dijo...

Manuel, no puedo decir si en esta poesía te superaste o no, pues pienso en todas te superas.

Saludos.

Arwen dijo...

Un placer volver a deleitarme con tus versos de lindas metaforas....
el reloj cansado de recitar segundos...
me gusto mucho mi amigo poeta espero que no te canses nunca de ofrecernos tu bello arte....besitoss con muchos cariñitossss...

Maat dijo...

Nubes cargadas de marfil...

Tu poesia es sencillamente genial. Y ya se que me reitero. Pero sólo tú tienes la "culpa".

Un abrazo.

Maat

Alma Mateos Taborda dijo...

Bello, muy bello, lleno de bellas imágenes. Felicitaciones!!Un abrazo

Anouna dijo...

Todos tenemos nuestros temores, y es dificil encontrar el centro en la oscuridad embriagada. Desear cerros es desear mucho, harto, llenar las manos de felicidad de optimismo,para que no cedan las manos, con un peso que está haciéndonos perder el equilibrio. Cansan los tiempos?, pero hay que continuar, todavía hay mucho por hacer. Pasa en todo lugar, eso es muy seguro, les pasa a muchos sentirse así.

Un abrazo, (fue dificil, lo reconozco, y lo es aún, pero tus poesías son de otro mundo, otra vida, otro lugar que solamente tu dominas y que nos das a nosotros poder contemplar, parte de tu mirada, y se agradece)

Felicidad para ti, amigo mío.

Anouna

Celia dijo...

Hola Genio:
La foto me parece original, diferente.
Tu poesía, un bálsamo para el Alma.
La sensibilidad de tus poemas son únicos.
Un abrazo.

stella dijo...

Creo que es la primera vez que te visito, me ha gustado hacerlo, felicitaciones por el blog y el poema
Un abrazo
Stella

Sensaciones dijo...

madre miaaaa!!! esto es... Insuperable?
qué verdad te falta, Amigo mío?
...ese reloj que decide caminar...

te felicito por tan maravillosa verdad... la tuya... tus letras

gracias!!

Un beso enorme, poeta!!

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Caray! Es fantástico el poema, me encantan las margaritas, y si son azules, mejor que mejor.

un fuerte abrazo.

Maite

M@r@ dijo...

La imagen es extraña como si por arte de magia se hubiera disparadi la máquina....

Un bs

E.P.E. dijo...

Esplendido poema amigo, "desearía un cerro repleto de margaritas azules para mis manos que ceden ante el peso de las mareas", magnificas letras.

Un fuerte abrazo.