jueves, 8 de octubre de 2009

Añoranzas de niñez


Oleo de Felipe Garzo

Desleída la tarde en una nube

que cubre mi tejado

presagiando furia en el aire

y furor salpicando la tierra

me refugio en cielos velazqueños

sombrillas de Monet,

de Turner su Venecia.


Mis ojos se bañan en sus cielos

mis dedos se posan en las láminas

intentando llenarme de su esencia.

Paseo por el verde sintiendo el sol

sobre mi descubierta cabeza

vuelvo al voluptuoso balanceo

de una góndola rodeada de belleza

quedo entre esos dos paréntesis

que guardan ejércitos y nobleza.


Estalla voluptuosa la tormenta

que como todas ellas

me lleva sin remedio al lado de mi abuela.

Ambos oliendo el aíre

adivinando rayos

sentados a la puerta.

28 comentarios:

amor y libertad dijo...

en el cielo está todo, sepamos mirarlo

Un Colibrí Viajero dijo...

"" ...Y el pasto que iba creciendo
el triciclo de mi infancia lo hizo camino solo de pasar y dar la vuelta, corriendo por la galería
con aromas del jazmín enredándose
en la maderA, como el cielo abierto en los brazos de mi abuelo .. "" es un fragm ento d eun poem aa mi abuelo, al leerte estimado niño, me lo has traido muy vivido a la memoria, eres dulce en todos los sentidos, te envío un cálido abrazo que te lleguen en tu mañana, besos.

Monna dijo...

esas tardes con la abuela.....viendo caer l lluvi<, contandonos historias, cuentos o vivencias...
precioso niño

un abrazo

Menda. dijo...

Madre mía....esos recuerdos con las abuelas..........

Sensaciones dijo...

ainsss, qué ganas tenía de leerte ya!!! jajajaja

y pedazo de poema... me hiciste recordar mi infancia, rodeando a mi abuela para que nos explicara cuentos, cuentos de luchas, pasiones y tormentas...

Un besazoooooo fuerrteeeeeee!!!

E.P.E. dijo...

Debe ser bonito y hermoso recordar la niñez al lado de una abuela, escuchando sus historias una y otra vez y sentir sus mimos y sus caricias, leyendo tu poesía amigo por un momento me lo imagine.

Te echaba de menos amigo un saludo y un fuerte abrazo.

Rafa dijo...

¡Que bueno poder de nuevo leerte!

Entañable poema el de hoy, no pudo ser mas acertado tu vuelta. La rememoranza de años ya lejanos que dejaron huellas inolvidables en nuestro ser. ¿Quién no tiene esos recuerdos grabados y mima como oro en paño?

Me alegro de saber que estas de nuevo.

En las mañanas siempre un buen café y un mejor poema, nos tienes mal acostumbrado.

Un abrazo maestro.

Rafa dijo...

P.D.: No entendí muy bien tu idea lanzada el Domingo. ¿Publicaras un poema elegido de tus blogs preferidos o admirados? En principio me parece fabuloso y acertado si es esa la intención, dar a conocer otros blogs y trabajos que son dignos de ser visitados y que algunos de nosotros desconocemos. Ya me contaras ...

Anouna dijo...

Hay momentos que nos devuelven a la memoria esas personas que han sido importantes en nuestras vidas, y los abuelos (La Abuela), son esos seres que permanecen en el recuerdo por siempre. Ellos pudieron haber sido refugio seguro en tiempos de tormentas, de días grises, de aguaceros de alma de niños. Que bien se siente recordarlos, pareciera que sus brazos vuelven a hacernos cobijo.

Mis abuelos fueron y son lo más importante de mi vida, tu poema me recuerda mucho sus brazos siempre atentos a darme refugio cuando era niña, ha sido emocionante leerte.
Que bueno es tu regreso.

Abrazos
Anouna

M. Angel dijo...

Manuel, cuando la nostalgia nos lleva a recordar tiempos de niñez,
volamos entre mil fantasías.

Siempre es un placer leerte.

Saludos

Julia- Ch dijo...

No tengo recuerdos con mis abuelas...:( lamentablemente no las llegué nunca a conocer. Pero son recuerdos por lo que describes en tu poema maravillosos. El óleo me ha gustado mucho tambén. Ahh decirte que se notó mucho tu ausencia estos diás. Un gran abrazo.Que estes bien ..lo estas? perdona soy curiosa. Cuidate.

Ana dijo...

Manolo...Que manera más bonita de describir esos momentos previos a una tormenta, y como somos capaces de evadirnos hasta llegar a momentos pasados que no volverán, ese estar sentado al lado de tu abuela oliendo el aire que trae la tormenta. Precioso...
Hoy de nuevo la mañana vuelve a ser como tiene que ser, con un precioso poema adornado por un cuadro maravilloso.

Muchos besitos Poeta.

stella dijo...

Impresionante poema entre nostalgias y sentimientos, ese paseo por góndola que citas, a mi me ha retrotaido al que hice en una góndola en Venecia...¡maravilloso recurdo! y maravilosa tu poesia
Un abrazo
Stella

SIL dijo...

Y Velázquez, y Monet, y Turner... observarían con cierto grado de envidia el cuadro maravilloso que pintaste hoy con letras, Manolo.

Con óleo, lienzo y pinceles, es más fácil.
Con pluma y metáforas exquisitas, se complica.

UN BESO ENORME, Amigo adorable.

HADALUNA dijo...

Te echaba de menos, Poeta.
Supongo que eso de leerte cada día se ha convertido en un hábito y cuando faltas se te extraña.

Besitos dulces.

anaSáenz dijo...

Me has traído muchos recuerdos con tu poema, yo pasé mi infancia con mis abuelos y tengo un sentimiento especial hacia ellos.
Son tan mayores que pensarlo me dá miedo.

Un beso

hargos dijo...

quizas los sentimientos sean mas que simples palabras, las cuales sabes expresar tan bien , un saludo maestro, siempre es un placer

Pequeños Soles de Noe dijo...

Hoy mi querido amigo me has hecho derramar alguna que otra lágrima, no te sientas mal!!
Mis lágrimas han sido mezcla de alegría y pena; alegría por haber tenido por muchos años a mis abuelas sobre todo y pena por no seguir teniéndolas. Sí, egoísmo de mi parte.
No hay nada más hermoso en la vida que tener esos recuerdos llenos de aromas, dulces, caricias y miradas cómplices.

Un abrazo

Noe

Manolo Jiménez dijo...

PARA TODOS
Los días que no he publicado ha sido debido a que mi antiguo ordenador quemó. Materialmente. Ningún problema de salud me aqueja, ni a mí ni a ninguno de los míos. Por el momento, y dando gracias.

Agradezco las intenciones y la preocupación de todos. Me estáis acostumbrando mal, acabaré siendo un malcriado.

AMOR Y LIBERTAD

La tormenta, las tormentas, sí están en el cielo. Mis abuelos, de la que hablo en el poema y por extensión todos mis muertos, no sé dónde estarán. A veces muy muy cerca, tanto que asusta.

Abrazos, Santi.

COLIBRÍ

¡Qué bonito el trocito de poema que compartes!
Mucho nos acordamos de ellos, nuestros mayores, nuestras raíces, nuestras primeras ausencias.

Abrazos para Argentina.

MONNA

Todos, espero, hemos pasado tardes con la abuela, los abuelos. En concreto a esta, la madre de mi padre, la encantaba sentarse a la puerta las tardes de tormenta y sentirla. Yo, con ella. A pesar de alguna que otra riña que ambos nos ganábamos… a pesar de todo.

Abrazos.

MENDA

“Mi casa”, lo que todavía considero mi verdadero hogar aunque paso en él semanas o meses en el mejor de los casos. Es la casa de mis abuelos, es mi casa. Esta otra abuela vivía enfrente. A veinte metros más o menos. Su casa aún se conserva igual en cuanto a estructura. Rehabilitada, eso sí.

Abrazos.

SENSACIONES

Gracias por recordarme, tus muestras de cariño me llegan hasta el corazón. Eres una persona estupenda, al menos conmigo.
¿También te contaba tu abuela, os cantaba, historia de pasiones? Leñes con tu abuela…

Abrazos, amiga, abrazos.

E.P.E.

Gracias por echarme de menos. Por desgracia mis dos abuelas murieron en mi niñez, mi abuelo no. Él murió siendo ya “mayor”, 19 años. Uno, el otro no le conoció ni mi padre.
Mis recuerdos de ellos tres, de los cuatro en las historias contadas, son de completa soledad y hasta hoy no reconocidos jamás. Nunca he hablado de ellos después de muertos. Hasta hoy.

Abrazos.

RAFA (1) Y (2)

Parecerá tontera, lo reconozco, pero que bueno es sentir vuestra presencia. De verdad.
Lo del buen café es sencillo, lo del buen poema… pues espero que así sea pero creo son tus ojos benevolentes.
Con respecto a la idea lanzada el domingo es compartir los domingos con todos vosotros en la manera que os sea más cómoda. Bien con un escrito a medias, con uno vuestro e inédito, con una imagen, etc. Iré contactando con cada uno de vosotros ofreciendo mi espacio. Independiente de que el blog sea más o menos conocido, los hay muy conocidos otros casi nada.

Abrazos, amigo.

ANOUNA

En mi caso no parece que sus brazos son cobijo en determinados momentos. Son cobijo. Los siento muy muy cerca. No sólo a mis abuelos, a un familiar en concreto también. Pareciera que me hablaran.

Abrazos hasta tu Chile, Poeta.

Manolo Jiménez dijo...

MANUEL ANGEL

La niñez y su recuerdo es uno de los placeres mayores que tengo. Es siempre refugio seguro, puerto en el que pasar las tormentas que a veces arrecian fuerte.

Abrazos.

JULIA – Ch

¿Te preocupas por mí y encima pides perdón? Mil gracias por el interés :-)
Lamento que no llegaras a conocer a tus abuelas, en mi caso me marcaron mucho. Más de lo que aparenta en una primera mirada a mi personalidad.
¿Te gustó el oleo? Ya te pasaré la página del autor, extremeño como yo.

Abrazos grandes para ti.

ANA

El día que decidiste llamarte Sirena sin duda fue un día que te miraste al espejo y conseguiste verte realmente.
La tormenta es un fenómeno muy concreto en el que la naturaleza muestra aún más su energía, momento que algunos sentimos muy fuertemente. ¿Tú también?

Espero que pronto las mañanas vuelvan a ser como siempre :-)
Mil abrazos hasta esa playa tuya, invisible pero real.

STELLA

La quietud de la naturaleza mientras “nace” la tormenta me vuelve terriblemente nostálgico y sensible. No sé porque pero me refugio en cuadros normalmente.
¡Ah! Los paseos en góndola por Venecia, ¡ah!

Abrazos, ARTISTA.

SIL

Creo que me has metido en una camisa que me queda muy grande. Cierto es que gracias a vosotros, a unos más que a otros ¿para qué negarlo?, mi afán es crecer como arquitecto de palabras, de acentos, de ritmos…
Pintar con palabras y metáforas… buf.

OTRO BESO ENORME, reina del ritmo Y AMIGA con mayúsculas.
HADALUNA

Gracias por recordarme, espero poder seguir escribiendo y publicando todos los días. Confieso que se parece más a una adicción que otra cosa.

Abrazos para mi tierra que es ahora tu tierra.

ANA SÁENZ

Disfruta de los abuelos que aún los tienes. Mímalos y déjate mimar por ellos, es una de las cosas que más gozo producen en esta vida. Al menos en mi caso.

Abrazos.

HARGOS

Las palabras son un pálido reflejo de los sentimientos, al menos en mi caso y puedo asegurar que en el tuyo también ¿me confundo?
En este caso es un sabor agridulce, un rememorar que produce alegría y dolor de no poder hablarlos y que te contesten.

Abrazos, amigo.

NOE

Creo que las lágrimas que mezclan alegría y dolor son lágrimas tan especiales…
Dentro de los recuerdos que no quisiera por nada del mundo perder están los recuerdos de mis abuelos. Son totalmente distintos a todos los recuerdos.

Abrazos, amiga.

Lisandro dijo...

Se me escapo una sonrisa de nostalgia... me trae tantos buenos recuerdos!!! un abrazo amigo!

Antoñi dijo...

Cualquier cosa, como una obra de arte, paisaje, una frase, nos abstrae y nos evade de la realidad presente, nos acaba sumergiendo en mil cosas, en mil sentimientos.
Todos somos un poco aquello que hemos vivido, en toda la extensión que abarca el recuerdo, los detalles que de alguna manera nos gustan o nos sensibilizan, conectan con lo más profundo que guardamos en el alma como un tesoro, aquello que significo muralla, solidez frente a la vulnerabilidad del niño. Cuando somos adultos en esos estados difíciles que nos asolan por momentos, el niño vuelve y busca su muralla, su refugio, esa candidez, con rostro y corazón, que abriga, que reconforta. Eso tiene dos vertientes emocionales; una es el rescatar esa esencia tan hermosa, que de alguna manera no muere nunca, se nos queda agarrada al corazón y alma y nos agrada comprobar, que pase lo que pase, siempre estará ahí. La otra es el vacio físico, que por instantes nos llena de frio y la melancolía nos asola en su ausencia…

Quédate con la primera, es la autentica y abrázala muy fuerte, será ese rayito de luz que siempre estará contigo…

Sin duda, hoy tu poema, es para mí más que bello, es un asalto emocional que te lleva a lugares muy íntimos, que se guardan en el ser, adheridos al alma…. Besos, Antoñi

Flor dijo...

Que bellos recuerdos tengo de mis abuelitas...

Besos
Flor

*Luna dijo...

Hola cielo con tu poema tan bello me vinieron bellos recuerdos
un beso

KUBAN dijo...

La niñes se queda para siempre. Hermoso. Gracias por visitarme. Un abrazo.

Paula (Bera) dijo...

Crecí con mi abu, la que ama la música de tus pagos como el pasodoble, así que mi opinión no será objetiva!!!!

Te dejo un besote grandote querido amigo!!!!!

Manolo Jiménez dijo...

LICHI

¿Una sonrisa de nostalgia? No sabes cuánto me alegro, espero sea de verdad los buenos recuerdos. Eso es lo que nos queda, amigo.

Abrazos.

ANTOÑI

Somos la suma de lo que hemos vivido fundamentalmente. El yo sin pasado es imposible.
Y hay cosas que nada ni nadie nos puede “robar”. Son las que realmente valen, el ancla que nos mantiene unidos a lo que realmente somos.

Abrazos, abrazos.

FLOR

Creo que pocas personas serán las que no tengan excelentes recuerdos de sus abuelos y abuelas.

Abrazos.

LUNA

Me alegra haberte hecho recordar bellos momentos, en tu cálido lugar eso es habitual.

Abrazos.

KUBAN

La niñez permanece para siempre, y también momentos ya mayores en los que sientes que esa persona tan especial estuvo ahí y te gustaría volviera a estar.

Abrazos hasta México.

PAULA (BERA)

Creo que ya comenté en tu blog que bailaría un pasodoble con tu abuela de corazón. No puedes ser objetiva, ninguno podemos ser objetivos en este tema.

Abrazos enormes enamorada.

Mª José dijo...

Que pena no tener esos recuerdos de abuelos, yo no llegue a conocerlos
precioso ese recuerdo plasmado en hermosas palabras
Que disfrutes de este puente
besos de colores