jueves, 21 de junio de 2012

Reflexión 2


Inmóviles
cada una de las palabras
que forman el envoltorio inútil de
ausencia y presencia
cada uno de los aldabonazos tentando
recovecos cubiertos de moho
sonidos que forman confirman
la esencia encastrada en el aire
que fatigadamente supura
el hueco y la traza siempre inconclusa
pared vegetal o seto florecido
en el que rompen los tañidos
naturalezas escondidas
por el remolino de manos
acariciando este estar incompleto
Un minuto encierra la eternidad

5 comentarios:

SIL dijo...

No logro distinguir entre ausencia y presencia, últimamente.


Descreo de la eternidad,

y sin embargo...

;)


Beso, Manolo.



SIL

Annick dijo...

Nueve meses de ausencia es una eternidad.
Espero recuperar el tiempo perdido y poder leerte a menudo , como antaño.

Besos desde Málaga .

Damián Aguirre dijo...

El tiempo siempre es el diablo que mete la mano donde no debe

Anouna dijo...

A veces creo que todo esto llamado vida es un gran espejismo de algo que nunca sé si lograré tocar. Estoy con los versos del poema. Pared vegetal o seto florecido? Ausencia y presencia de la nada.

Anouna

Anouna Fabio dijo...

"Acariciando este estar incompleto"


Suelo oír la esencia encastrada en el aire, a pesar de las inmóviles palabras.

Tu poesía conocerá la eternidad y yo sonrío.

Abrazo