jueves, 5 de julio de 2012

Reflexión 4


Generoso
el instante abre sus alas
a palabras taraceadas en cada
sonrisa que descubre la inmensidad
escondida en el grano más nimio
donde se inscribe toda la obra
toda la arquitectura toda intención
toda la gloria toda la magia
el árbol frente al que revive el laurel
cobija en su sombra y en su savia
al caminante que incandescente
hace acopio y vierte risas
antes de sentir la viva fuerza
que compite en su interior
que pugna por aspejar tu pelo
La verdad viaja con ojo de halcón

2 comentarios:

SIL dijo...

Ojalá llegue a destino...,para devolvernos un poco de risas, de magia, de incandescencia.


Beso grande



SIL

Anouna dijo...

Que maravilla de poema, que intenso es sentirlo...La palabra "inmensidad" me gusta mucho, quién podría alguna vez medir su altura, su ancho y su profundidad?

Las imágenes son una preciosa verdad en el ojo de ese halcón.

Abrazo, uno más...

Anouna