martes, 2 de junio de 2009

Sigue la vida



Hoy siento un cansancio terrible,

como el de la margarita preguntada

mil veces

descosiendo sus alas del corazón;

hoy siento que me llaman con fuerza

la tigresa enojada con todos

(menos conmigo)

y el fuerte olor que vi en tu mirada.


Llora ¿o gime? La señorita

tumbada en su cama de espuma

y     (la vida sigue)

la juventud se sienta en mis piernas delgadas,

se sube al hombro como cotorra negra

con zarpas de acero inoxidable.


Morir en verano

no debe ser tan triste:

las mujeres vestirán de estampados frágiles

y lloraran menos pensando en sus abanicos

¿negros? ¿costumbristas? ¿atemperados?

Fríos a fin de cuentas.

Quiero que en ese momento tengas el pelo largo

para sentir su caricia en mi rostro

cuando cuchichees con mi cadáver

el color de las sandalias que traía aquella,

aquella que olvidó cantar al levantarse. 

15 comentarios:

Ana dijo...

Manolo...Que bonito...A pesar de que hablas de lutos con estampados frágiles...
Muchos besos poeta.

*Luna dijo...

Precioso me gusto mucho
gracias por tu comentario
eres un sol a demas de un gran poeta
un beso

Sensaciones dijo...

me hiciste pensar ...en los que esperan irse sin más...

Un beso, poeta.. hoy melancólico..

Sil dijo...

Morir en verano
no debe ser tan triste...
-------------------------------
Dije esa frase toda mi vida...no puedo creer que la hayas escrito.
Y también siempre pienso: ojalá no llueva el día de mis exequias...

El poema es bellisimo.
Pero por lo que te cuento, me hizo helar el alma.
Se te extraña mucho.
SILVI

Anabel Botella dijo...

No sé si morir en vernao es menos triste para el que se va, pero no para el que se queda. El dolor es el dolor. Precioso, Manolo. Me has tocado el corazón con esta melancolía.
Saludos desde La ventana de los sueños.

M. Angel dijo...

Hola Manuel, nos regalas una bella poesía cargada de tristeza. Hablas
de muerte, (Yo diría partida) de lutos. Para el que se va no importa el día, si para el que queda que sufre el dolor de su ausencia.

Saludos.

Anouna dijo...

Es un tema tan sensible, imposible no pensarlo más de una vez. Un importante momento de nuesras vidas, cuando damos un adios temporal. Me ha gustado la preocupación de que pueda ser en un tiempo que brille más el sol, y dé calor a tanta tristeza en la partida. Espero que ella conceda el deseo de tocar su cara con su pelo. Hermoso.
Mi saludo fraterno, con mucho cariño.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Querido amigo:
Otra manera de estar cara a cara con la muerte.
Como todos tus poemas, sensible, real y armonioso
Un cariño
Noe

Antoñi dijo...

Morir en el estío del tiempo, es morir sin morir viviendo, por ese amor que no sacia la sed que se tiene de el. Puede ser una bonita forma de morir, puesto que más terrible puede ser la agonía de sentir sin ser correspondido…. Igual me he equivocado en mi apreciación, pero cierto o no transmite este poema una melancolia una añoranza que se pega al alma… Magnifico, no me cabe duda…. Besos, Antoñi

MiLaGroS dijo...

Morir en verano no debe ser tan triste. Morimos cada noche.
Un bello poema pero no quiero que hablesde morirte ni en broma. ¿ Quehibamos a hacer sin ti?. Un abrazo. milagros

Anónimo dijo...

Sublime manolo, sublime.
Alma de poeta y cabeza de gran pensador
Me ha usted enamorado con sus rimas.

Paseo de Letras dijo...

Precioso Manolo, un ejemplo de quietud para ese momento que todos tenemos que pasar.
Abrazos maestro

Maat dijo...

Hola Manolo.

Ya sabes lo que me gustan tus poemas. Pero seguiré recordándotelo. Muchos veranos más.

De este poema, me ha llamado la atención especialmente la definición que haces de ese cansancio: "como el de la margarita preguntada mil veces, descosiendo sus alas del corazón".
Excelente. ¿Quien no se ha sentido asi alguna vez?

Un abrazo.

Maat

E.P.E. dijo...

Bellas y tristes letras a la vez, se entremezclan con escalofrios al pensar en ese momento de la muerte, que tu describes en tu poesia con magistral encanto, aunque sea un desencanto para nosotros, pues te queremos por muchos años en esta vida, para que nos deleites con tus letras.
Un abrazo.

impersonem dijo...

Manolo, tu inspiración es digna de admiración. Mezclas lo transcendental y lo satírico con un gusto magistral.
Abrazos.