lunes, 26 de julio de 2010

Zumo de arroz




ríe la tarde
bañada por el sol
blancas y negras
las plumas de tu aliento
causa de mi sonrisa

como una máquina de helio acarreas sentimientos
   ni una nube donde descansar —
pronto será el momento de crecer como langostas
pronto será el tiempo de abanicos delineados

vuela el pardal
sobre suelo volcánico
vuelve a mirarme
mis manos serán canto
mi pecho fundirá

18 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Una hermosa tarde cuando se refleja en su mirada...

Besos

Jose Zúñiga dijo...

Esos últimos cinco versos son una maravilla, sin más.

Paloma Corrales dijo...

Me encantan los dos tankas, pero especialmente el de cierre, felicidades.

Abrazo.

Marinel dijo...

Una historia de amor donde la felicidad planea como un pájaro sobre los sentimientos.
Besos,poeta.

Cordelia dijo...

te iba a decir (otra vez) que me sorprendes cada día pero así como quien no quiere la cosa una palabra se ha instalado en la punta de mi lengua al releer el conjunto de todos tus renglones...arrebatador

Besos

HARGOS dijo...

genial como siempre y la envidia a flor de piel ,un abrazo maestro

Liliana G. dijo...

Bello, enigmático y metafórico, esas "manos que serán canto", también funden el pecho de quien te lee.

Hermosa imagen, Manolo, hermosa...

Besotes.

SIL dijo...

Se paladea esta versión oriental de Adanes y Evas...

Dan ganas de inventar nubes para descansar en ellas, y repasar tus versos una y otra vez.

Beso grande, Manolo.

SIL

MTeresa dijo...

Tiempo de volar sentimientos,
atrapados en versos.

elisa...lichazul dijo...

sin palabras...solo disfrutando tan esplendido poema

besitos de luz

ASITAWANDA dijo...

Zumo de arroz!!! un poema totalmente postmoderno, minimalista y oriental.

Creativo y sorprendente como siempre.

Besonrisas.

ave de estinfalo dijo...

Muy bonito poema

^^

me gusto mucho.

Sale me retiro, cuidate muchote

byE

Poetiza dijo...

Manolo, la risa de la tarde me saluda en tu poema. Besos, cuidate.

Kuyen dijo...

Me gusta la delicadeza y el calor..muy bello.

Poetiza dijo...

Manolo, paso a dejar un beso con estas letras, cuidate.

Anouna dijo...

He estado leyendo sobre los Tankas y me he asombrado del cómo se inventó y el para qué se creó este tipo maravilloso de poemas; son secretos de amantes, enigmas para el resto, pasión que va con intermediarios envueltas en sutiles y breves palabras. Reconozco que he aprendido mucho con tu blog, tus enlaces, sobre todo con tus poemas cargados de bellas metaforas y palabras muy bien colocadas.

Que bueno es tener causas por las cuales sonreir; cada pronto sabe a esperanza, y el vuelo del pardal a promesa. Unas manos que cantan, un pecho que será fundido cuando se pose el ave sobre el suelo volcánico. Es un poema hermoso, estupendo, una maravilla.
Anouna

Mina dijo...

Vuelve a mirarme
mis manos serán canto...

Que bello, como el canto de tus letras que armonizan el silencio y se hacen sensaciones hermosas..

Besitos querido Manolo

Ivan Ignacio dijo...

Seguiré con las otras