miércoles, 29 de septiembre de 2010

Llegaste



Llegaste a mí con fulgor de primavera
enredado entre los dedos de los pies

   por eso florecieron mis manos —

llegaste con esquirlas de bronce
anidando en tu voz de palmera

   recordándome tiempos de esparto y cinta roja—

llegaste con huellas de tantas noches
colgando de tus pestañas

   flores violetas enmarcando madrugadas —

llegaste con heridas abiertas
donde sólo cabe silencio

   distintos puñales para las mismas llagas —

llegaste con sabor a atún rojo
cosido a los labios aún naciendo

   todo el mar refugiado en tu boca —

llegaste con los senos ardiendo
en sarmientos y poleo

   sabores de niñez que aún vuelven a mi boca —

 llegaste con la fuerza entreverada
de quien nunca durmió bajo pedestales

   refulgía la piel como nácar tornasolado —

llegaste como las olas a la playa:
dulcemente

pero sin dejar de arrastrar la arena que eran mis ojos

15 comentarios:

anabel dijo...

No me siento capaz de comentar Manolo, sólo de leer.

Un fuerte abrazo.

SIL dijo...

Es lo más hermoso que te he leído hasta ahora.
Y mirá que te he leído, Poeta !!!!

El poema es tan acariciante y arrollador como el mar que se deja apenas ver en la imagen.

Beso

SIL

Sensaciones dijo...

uffffff... totalmente de acuerdo con Sil... es de lo mejor que he leído...

"llegaste como las olas a la playa:
dulcemente
pero sin dejar de arrastras la arena que eran mis ojos"

Impresionante!!!

Un besoooo

Leonel dijo...

Se siente que llegó, y que estupenda bienvenida que le has dado.
He hecho bien a seguir los consejos de José, me gusta tu blog.
Saludos.
Leo

elisa...lichazul dijo...

me trajo recuerdo de un tiempo oscuro aunque tu poema es Precioso y Luminoso, el mar por estos lados contó otra historia...una de represivos asesinatos y desde sus mareas resurgió una bella y punzante herida de memoria...vino del mar y nos remeció la conciencia y se abrió una honda llaga que aún no es posible sanar...

beso y abrazo Manolo

Anouna dijo...

Que bello es que llegue algo a nuestras vidas que haga florecer las manos.

Todo el poema es una maravilla muy dulce, real, sentido, profundo; pero los últimos versos son Grandiosos, que bello escribes Manolo, me sigues sorprendiendo Poeta grande.

Besos, sigo para leer los otros poemas.
Anouna

Paloma Corrales dijo...

Magnífico, Manolo, llegas, traspasas y me conmueves.

Besazo.

PERLA NEGRA dijo...

Hermoso poema, lleno de ternura, candor, amor...se vive al leerlo.

Besitos de nácar.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

solo decirte que te leo siempre y este lo he leído unas cuantas veces, es...... eso y más

Besos

Poetiza dijo...

Manolo, que bello poema. Asi como llegan las olas a la playa yo te leo......dulcemente. Es hermoso imaginar tus manos floridas. Besos, cuidate.

Carmen dijo...

ternura y suavidad son un buen caldo de cultivo para la pasión y la fuerza

Besos

Alijodos dijo...

que lindo que llegaste...un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Vengo del blog de Jose, de leer un poema magnífico y me encuentro uno delicioso.

Qué bien, poder leerte.

Muxu bat. Soco

tinta negra dijo...

cuando alguien llega es un brote alegria interminable!°



Saludos!°

Marinel dijo...

Llegó para deslizarse por la arena de tu orilla y en cada vaivén apegarte más a ella.
Qué amor denotan tus poemas.
Mis felicitaciones más sinceras.
Otro beso.