martes, 22 de febrero de 2011

Palabras



llegas
palabra esqueje
procreando huecos del silencio
como llega la ola espuma
a morir sobre huellas palabra
llegas
palabra pluma
a elevar el sigilo de las piedras
como llega el agua fuente
destrozando bóvedas luz
llegas
palabra misterio de ti misma
como galgo postrado ante lo que nace
como liebre labrada en su nacimiento
como piel desollada
                                               sosteniendo retratos

11 comentarios:

Poetiza dijo...

Manolo, llego para leerte y quedarme enrredada en tus letras. Besos, cuidate.

Sensaciones dijo...

y yo también...me he liao hoy!! jajaja entre tanto llegar...jjaja

Un besitoooo, amigo mio!!

SIL dijo...

Este poema semeja una mágica anunciación.
Nos llega a todos,
tanta energía y tanta luz.

Un beso, Poeta

SIL

Anouna dijo...

Bueno, hice un ejercicio con este poema y lo leí desde el final al comienzo, y senti que hablaba, para mí, un poco más claro. Puesto que "como piel desollada
sosteniendo retratos" Llamó mucho mi atención.

Ah!! Las Palabras que hacen martirizar a San Bartolomé. Estupenda pintura!

Anouna

impersonem dijo...

Palabras que comunican el sentir; sentir que acomoda palabras en el ritmo de versos que expresan lo que obseva el corazón.

Abrazo.

Patricia dijo...

Es la palabra que llega con tanta fuerza que puede elevar el sigilio de las piedras, me gusto.
saludos,

Carmen dijo...

por rachas y sin poder evitarlo me enfado con el mundo de mis sueños

mira que ahora y con lo poco que me gustan los enfados voy a agregar otro a mi lista, hay días en que me enfado seriamente con las palabras

Besos

tinta negra dijo...

que fuerza tiene cada una de tus letras gran poema!°

Saludos!°

Pd: vota por este vídeo
http://www.sinpararrockstar.com/votar.aspx?v=889

puedes hacerlo dos veces por hora..y si puedes pasarles el link a tus contactos para que también voten..tienes hasta el 28 de este mes para votar!°
Gracias!°

Rafa dijo...

También silencio, mudez, quietud envuelta en concupiscente ansia de comprensión y desahogo. Aunque mis labios permanezcan prietos, mi talante compungido y la falta de sonido me envuelva, las palabras me llenan, me oprimen, otean mis sienes como parte más vulnerable de mi anatomía puesta en guardia, rígida, horadando mi voluntad frágil de no pronunciar vocablo innecesario o trivial.


Un poema tuyo que de nuevo hace pensar ademas de deleitar los sentidos, despertar más de una voz con pretensiones poéticas, un poema contenido pero ámplio, atrevido en su forma pero sustancial por contenido.

Un abrazo amigo.

bitdrain dijo...

Muy bonito e inspirador.

Cecilia dijo...

me encantó! creo que tu poética ha girado, no? y aplaudo ese giro, un abrazo.