lunes, 7 de febrero de 2011

Y fue mar



tenue sincopado que arrebatas fulgores

a tanto mar
como entra en sus emigradas manos

a tanto mar
acurrucado — o escondido — tras tejados tabaco
tras flores que nacen sorprendidas

a tanto mar
glorificando el centro del lirio
que secó llagado por pedradas sucias

a tanto mar
que alargaba mis dedos tambor

a tanto mar
que encallaba la mirada en olas y mareas


tenue sincopado que arrebatas fulgores
en esquinas donde nunca amanece

9 comentarios:

Carmen dijo...

te espero en la orilla Manolo

besos

SIL dijo...

Esperemos que pronto amanezca, que las piedras sucias se limpien, que las llagas se curen.
Ojalá tu mágico mar lo haga posible.

Un beso


SIL

elisa...lichazul dijo...

el mar nos retumba y taladra hasta la conciencia absoluta

besos y buena semana Manolo

impersonem dijo...

Precioso poema y preciosa fotografía... la vida, las manifestaciones de la madre naturaleza, la observación minuciosa de quien sabe mirar, los paralelismos entre las fuerzas internas y las fuerzas externas... poesía con corazón desde el corazón.

Abrazo grande.

Anouna dijo...

Un mar en pasado, que alargaba los dedos, que encallaba la mirada, que secó llagado por pedradas. Habrá forma de rescatarlo a su estado original? Aún arrebata fulgores aunque sean tenues; aún le nacen flores sorprendidas. Algo se podrá hacer con esa mar para que vuelva y sea nuevamente.

El poema es amplio como tu mirada azul...Hay más ideas aqui...pero sería un comen muy largo.

Besos de mar presente.

Oréadas dijo...

La mar cobijo de tanto, ser y sin saber.
Un beso

Rafa dijo...

Fue el mar,no el cielo sanguinolento, que dejó carcoma
en el tronco depositado sobre las arenas humedas.

Fue el mar el que trajo cortinas estampadas de caracolas y silencio perpétuo en invierno.

Fue el mar que tuvo un distraimiento y desperdigó a los jóvenes de la aldea.

Fue el mar quien barruntaba palabaras bravas y quiso perpeturse en una postal inquisidora.

Fue el mar el que alejó tu pañuelo aquella tarde y con él mis sueños.

Fue el mar, sus bravatadas, su engreida persistencia...

tinta negra dijo...

despues de cierto destrozos siempre llega la calma!°


Saludos!°

Sensaciones dijo...

tiempo sin pasar, amigo...
te eché de menos y me siento mar
entre tanta tormenta, esperando q salga el sol...

Un beso