jueves, 17 de marzo de 2011

Amanecer gacela



desnuda
la luz limpiando de rojo
todas las voces colgadas días
húmedos
inscritos en nubes
quiero un mar para mi sed contrahecha
para la arena que cubre ojos invisibles
y macetas harapientas
despojado entre bufandas de niebla
un pájaro clama por azoteas
a la mañana
¿Quién osó cargar de cadenas el canto
que libera como hoguera y piélago?
Llevo tatuado un número en la frente
                                               que habla decaído del ayer 

16 comentarios:

tomas rivero dijo...

Un pájaro clama por azoteas
a la mañana
despojándose de bufandas de niebla...

He leído estos versos, más o menos en este orden y me he dicho: ¡leches, el pájaro ese al que menciona Manolo, lo veo todas las mañanas delante del espejo!

Saludos, abrazos.

Maritza dijo...

Medio tiritando en estos versos, puedo decir que siento un hablante que busca la libertad de espíritu, algo que le haga sentido...

Abogo por romper las cadenas que mantiene prisionero al canto.
Las nieblas que se disipen y si no lo hacen por si solas: a disiparlas!

Que ese pájaro encuentre esa azotea en esta jornada.

Bellos versos, Manolo.

MiLaGroS dijo...

Me encanta este poema. En realidad tus ultimos poemas son los mejores que has escrito. Yo pondria mejor la luz limpia de rojo que limpiando. Me quedo con el pájaro que entre bufandas de niebla clama en vez de cantar a la mañana y le interroga quien le ha llenado de cadenas el canto que libera.

yo creo que siempre están esas cadenas y que por las cadenas el pájaro canta a veces, No hay libertad sin cadenas puede que la tenga Dios. ¿ Recuerdas?.
Todos llevamos tatuados un número en la frente
y cuando somos conscientes de eso nos vamos liberando interiormente
aunque nuestro cuerpo esté atado.

Es bellisimo Manolo. Hay que tomar con paciencia lo que viene y luchgar siempre.

Muchos besos. Te queremos. Sigue escribiendo así de bien.

elisa...lichazul dijo...

yo también quiero un mar para mi sed contrahecha

hermoso poema
una búsqueda y una esperanza

besos

Anouna dijo...

Debo decir que la misma pregunta es una liberación para ese pájaro que clama. Que bueno es alzar la voz para que las dudas y los cuestionamientos interiores salgan de su jaula, alguien habrá de contestar en su tiempo.

Has descrito nuestra necesidad más básica y más profunda en esa sed, y llevamos un número impreso que solamente es para distinguirnos a unos de otros, pero puedo asegurar que no caducará, somos como la miel.
Ya sabes que un poema es algo que será, hay que proyectar la luz hacia el futuro, aún sea invisible hoy a nuestro ojos.

Siempre bello Poeta!

Mª Teresa Alejandra dijo...

Manolo, me van a ingresar el miércoles, no sé por cuanto tiempo, he dejado blogger, pero más adelante, puedo leeros y comentaros.

un abrazo, paisano

Maite

Celia dijo...

Hola Manolo.
Creo que te superas con tus poemas.
La niebla, los pájaros, tú, todo ello mágico.
Besinos

Poetiza dijo...

Manolo, me quedo entre tus versos arrullada por el canto de ese pajaro. Besos, cuidate.

Sensaciones dijo...

Poeta...echo de menos nuestras conversaciones...
estoy perdia...no entiendo (recuerdas?) jajaja

admiro tus versos
que me confunden
y me quedo con el final

"Llevo tatuado un número en la frente
que habla decaído del ayer"

terrible!!

Un beso con cariño!!, amigo mio!!

M. Angel dijo...

Hola Manuel, paso a saludarte esperando y deseando estés bien, a la vez a deleitarme con tus preciosos versos.
Comento menos, pero sigues en mi pensamiento.

Abrazo
M. Ángel

LiLith dijo...

A mi me gustaria que un rio cristalino y dulce apague mi sed, el mar esta muy salado.(un poquito de humor)

Me gusta leertu poesia porque refleja momentos y evidencia que estamos llenos de inquietudes y sentimientos.

Felicitaciones y te deseo un feliz fin de semana

Francisco Javier dijo...

Amanecen tintados pétalos de acuarela bajo tu estandarte de versos pulcros y nobles. Feliz domingo.

Rafa dijo...

Renovar la disciplina de la forma clásica con los nuevos hallazgos encontrados en el viaje por la libertad expresiva de ciertas vanguardias. El encuentro justo, si cabe, entre la forma y la expresión, palabras, metáforas, imagenes... que golpea nuestro pecho cuando retomamos la pluma.


El Sol comenzaba a hacer cisco los ánimos. No era aun mediodía, apenas más de las once de la mañana, la justa hora del aperitivo. El viejo se dejaba esperar, como cada día. Con toda seguridad su entrada debiera festejarse, pues era costumbre que trajera cacahuetes tostados en una bolsa y, seguidamente, mandarnos a uno de los hermanos, nietos, a buscar media botella de vino de solera en la bodeguilla más cercana.En el patio las sombras iban buscando, medrosas, rincones donde confabularse; bajo la parra el sol se dejaba trillar mecido por los cantos de los jilgueros en cautiverio. Junto al pozo de agua las gallinas picoteaban el suelo infecundo sin pausa. En un rincón del muro, de un agujero minúsculo en el ladrillo apenas cubierto por una capa de cemento, algunas avispas tanteaban el aire calido, nerviosas, indecisas.

Excelente trabajo. Reitero. La precisión de la forma y la amplitud del lenguaje deja nuevos caminos abiertos a la expresión poetica, especialmente en tu caso, que has dedicado larga trayectoria a ambas aunque en fases separadas.


ABRAZO

Rafa dijo...

Me deja estupefacto, indiferente aquellos analisis, interptretaciones de un poema volcandolo, irremisiblemente, a estados trascendentales de revoques existencialistas, intentando disfrazar la vena aun romantica que sigue bombeando en el corazón. La cuestión es: ¿Llegas a mi labor tortuosa con misericordia, con respeto? ¿Tiento tus traumas sin itenciones de abrir llagas, heridas mal curadas? ¿Comprendes mis desvarios con tanta clarividencia que hasta yo quedo extrañado de mis palabras expuestas? ¿Interpretarias de la misma manera a Eluard o incluso a Rimbaud? ¿Queda acaso tus excentridades en el camino junto a los Beatniks o la generación perdida? ¿Quizas por ser mas joven con los rockers, mods, punkis o góticos te idetificas? ¿Conoces, leiste a los novísimos? ¿Cuantos libros de poesia atesoras en tu libreria?

BAGATELAS

MAJECARMU dijo...

Gracias por tu comentario,Manolo.
Te felicito por ese poema,que clama libertad y esperanza para volar en un mar de calma...Muy difícil lo tenemos,amigo.Los políticos se empeñan en volver a las andadas y ametrallar la paz.
Mi abrazo y mi ánimo siempre,poeta.
M.Jesús

SIL dijo...

No hay arena que quiera quedarse en los ojos cuando un poeta se atreve a inscribir en las nubes.

SIL