viernes, 11 de marzo de 2011

Crepúsculo




desnuda
la palabra que hiere un poema
avanza
consume
a quien cumpla la oscuridad hasta el final
            ¿Será acaso esa tu voz
              perdida una noche entre naipes?
desnuda
la palabra que se hizo llama
descorteza                                       taracea
a todo aquel que se pinta las ansias
            ¿Será acaso esa tu sombra
              acurrucada entre flores marchitas?
el alba — tardía y acomplejada — refresca sus manos
entre dedos picoteados por
                                               encontrar un rastro de oxígeno

9 comentarios:

tomas rivero dijo...

Buenos días Manolo.

La palabra que se hizo llama
descorteza taracea
..........................

Que conste que lo he escrito cien veces.
La palabra taracea me trae viejos recuerdos de la infancia....en Extremadura los corcheros "taraceaban" el corcho, como sinónimo de "filetear".

Un abrazo

Paloma Corrales dijo...

"avanza
consume
a quien cumpla la oscuridad hasta al final" como si el poder de la palabra tuviera algo de determinista y algo de condena.

Muy bueno, Manolo.

Besos.

Carmen dijo...

aquí busca oxígeno hasta el apuntador, hasta la flor marchita que lo ha agotado más rápido por tomarlo a borbotones

lo desnudo requiere más oxígeno, las palabras, las flores...y las voces, también las voces

besos

MiLaGroS dijo...

Me encntan los tres versos finales. Eres un artista. Abrazos.

elisa...lichazul dijo...

avanza y auqnue después asoemn arrepentimientos, la palabra abre surcos que no se pueden ocultar.

buen fin de semana Manolo
besitos

Pedro Aros Castro dijo...

"La palabra desnuda que hiere un poema"
un placer pasar a nutrirme
saludos

Laura Gómez Recas dijo...

¡Qué descubrimiento, tu poesía!

Un abrazo,
Laura

Anouna dijo...

Si bien, el ser humano es de pocos absolutos, en la metáfora que envuelve a esa alba, me atrevería a decir que nunca debiera sentirse tardía ni acomplejada, si ella refresca y ayuda a encontrar las huellas de oxígeno.

Las preguntas son inquietantes y profundas, bellamente poéticas.

Otro abrazo.

SIL dijo...

Estas palabras se hacen llama...

;)

SIL