viernes, 30 de abril de 2010

Coram Vóbis



Es inacabable el momento
en el que
tu piel
consigue erizar la mía,
es inabarcable el gemido que
ensalza cada una de mis caricias,
es inagotable la lozanía con la que
embestimos cadera contra cadera,
es inigualable el albor con el que
deslumbramos al sol mismo…

es eterna la entrega con la que
fundimos tu sudor y mi sudor
logrando así un torrente
que baña
mis ansias, tu afán
y en el que el ánade alza su vuelo perpetuo.

18 comentarios:

Maat dijo...

Bellos y sugerentes momentos inacabables nos muestra tu poema.
¡Ya tenía ganas de poder volver a pasear por los blogs, en especial por el tuyo.! Siempre es un placer hacerlo.

Te dejo un fuerte abrazo y mi gratitud por tus letras de ánimo y afecto.

Maat

Jose Zúñiga dijo...

Erotismo sutil recorre estos versos, sí, hay instantes eternos, perdón por el oxímoron.

MiLaGroS dijo...

Está bien. Es un poema erótico . Pero me gusta mas el de fronteras.Este se mas de lo mismo . Como muchos poemas eróticos.Con el mismo lenguaje e imágenes de siempre.Pero es normal.No todos los poemas van a ser diez.Un abrazo

SIL dijo...

Guauuuuuuuuu...!!

Digo, Miauuuuuuu...!!

:O

Vaya, vaya poema que tenemos aquí.
Sus versos, poeta deslumbran al sol mismo...
y cuántas mortales (aún sin confesarlo) quisieran presenciar el vuelo eterno de ese ánade !!

Me encantó...
Besoooooooo
SIL

Cordelia dijo...

yo de coram vóbis no entiendo

te dejo un


jaaaaarrrrrrrr


pd: y un beso también

Anouna dijo...

Los primeros versos, me saben tan dulces, a la vez que fuertes, poderosos y tiernos. "Es inacabable"

Los tiempos son soñados, en esas palabras: inabarcable, inagotable, inigualable. Es eterna, perpetua.

Un poema hermoso, siempre tu sello bien de piel a piel, que logra provocar tantas sensaciones.

Todos mis abrazos inacabables.

Anouna

Rafa dijo...

Quise esperar y no pude. Quise contragularme y sudaba. Quise atar ese instante y se deshizo cuando tus dedos atraparon los tirantes de tu vaporoso vestido. Quise ser firme y no pude. Temblaba. Algunos me me llamron hombre... yo... hoy me designo esclavo de tu piel tan solo.

Saludos amigo.

Annick dijo...

Pero todo lo que nos cuenta en este poema fue ¨un error ¨!!!

Besos desde Málaga.

Liliana G. dijo...

Dulce sugerencia en un poema que acaricia el inconmesurable cielo del amor, sin fronteras ni condicionamientos vanos.

Besos :)

Marinel dijo...

Es impresionante como desvistes los momentos foráneos, para centrarte en el instante sensual y apasionado de dos cuerpos fundidos...
Ardiente y hermoso.
Besos.

HATOROS dijo...

Se me ha roto el blog hatoros.Mi hijo me ha hecho un blog nuevo.
ESTÁ EN www.hatoros.tk
Espero hoy mismo crear una historia y antes no sé si podré pasar por cada uno de los blogs vuestros.

cleopatra dijo...

Bellísimo...

La piel para mí, su contacto, el roce, el erizamiento, los escalofríos me llevan a otro lugar.

Al del único placer.

¿Qué cosa no? Tu prosa está hecha a mi medida.

Un enorme beso

Mina dijo...

Son inagotables tus palabras que se asoman a mi noche dejándome un cúmulo de sensaciones siempre mi querido Manolo y entonces, el vuelo se hace el mas hermoso, el mas placentero.

Besitos

Un Colibrí Viajero dijo...

Encantadro, sublime, maravilloso!!gracias por tu arte Manolo.

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

El amor de dos almas... manifestado a través de sus cuerpos, es lo fantástico y maravilloso.

Un abrazo


Maite

elisa...lichazul dijo...

sutileza y sensualidad acordonada
me ha gustado mucho

Felicitaciones Manolo

abrazoooooooooooo:=)

ASITAWANDA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ASITAWANDA dijo...

No hay nada más que decir: ME ENCANTA!!!

Besonrisas.