lunes, 3 de mayo de 2010

Rellano



Será necesario rellenar el silencio
con tinta de colores; reunirnos en ese hueco
en el que se ha convertido tu mirada y la mía.
Será necesario que desayunemos sedientos
de gestos y caricias
aquella mermelada de melocotones
que un día endulzó tu sonrisa traviesa.

No es preciso que entonemos ningún aleluya:
nunca supimos rezar,
nunca entendimos de Dioses,
nunca percibimos líneas en el mar.
No es consecuente que trencemos acentos y arpegios;
bastará con un sombrero negro
y dos coletas
para que el alba sorprenda estas hojas nuevas. 

Bastará con que alguien nos muestre el camino
(tal vez al lado de su vecina,
tal vez siendo la vecina misma)
para que se vuelvan a reunir todos los nombres compuestos
que hemos ido amamantando
en este lento transcurrir.

16 comentarios:

Un Colibrí Viajero dijo...

Gracias poeta por compartir arte y sentir, cálido abrazo y mis humildes felicitaciones!

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Manolo, el poema es una maravilla, como siempre...

No te preocupes si no tienes tiempo, a mí a veces me acontece lo propio, y además sabes que eres mi enchufado, por lo buena persona que eres y encima escribes de maravilla, siendo un deleite leerte.

Un fuerte abrazo

Maite

SIL dijo...

Divino, Manolo...

A veces no es necesaria
una conjunción planetaria,
bastando sólo la fe
para llegar al Edén.

Beso grande


SIL

ana sáenz dijo...

siempre se puede rellenar el silencio con el sabor dulce que dejan los besos

un fuerte abrazo

MORGANA dijo...

ESOS SILENCIOS,MANOLO,LOS RELLENAS CON TU ARTE AL LA HORA DE ESCRIBIR DE ESTA MANERA TAN APASIONADA.
BESOS.
MORGANA.

MiLaGroS dijo...

Me encanta este poema Manolo. Me entristece y se cuela en mi alma.

Habra que rellenar ese hueco con colores pero hay días como hoy grises y lluviosos y los cristales distorsionan la realidad. Un abrazo.

En realidad me gustan todos tus poemas. Me pareces un artista pero me gusta a veces picarte un poco.

Maat dijo...

Hola Manolo.

Siempre es un placer leerte, maestro de las metáforas.
El que alguien amado nos rellene silencios o, simplemente, nos muestre el camino que en ocasiones perdemos, contribuye a que la vida sea más llevadera. Esos dos conceptos son los que destaco de tus versos de hoy.

Un fuerte abrazo, paisano.

Maat

HADALUNA dijo...

Será necesario seguir leyéndote para seguir deleitándome con tus hermosas palabras.

Besitos mágicos.

Mina dijo...

Reyenar el tiempo con tinta de colores, con tinta de tu alma que siempre deja un agradable sabor de boca, que siempre endulza la ternura de tus palabras, es genial envolverse con tus escritos mi querido Manolo.

Besos y cariños

M. Angel dijo...

Hola Manuel, tus versos regalan a los lectores la esencia de tu alma de poeta.

Abrazo sincero

M. Ángel

Anouna dijo...

Los 7 (número perfecto) primeros versos, son los que me han gustado más de todo el poema, ojo! que me ha gustado todo el poema.

Ese será necesario que desayunemos sedientes de gestos y caricias, uffff!!

Ahora, por qué no entonar un aleluya, es un canto de victoria tremendo!! (salvo que no sea una victoria ese encuentro, humm)
Cuando no se sabe rezar, bien vienen las expresiones espontáneas, lo sabías?
Me gustan los sombreros y negros, guardan misterios de sienes oscuras para descifrar, y las coletas son tan graciosas!!
Ah sido lento el transcurrir, pero será interesante volver a reunir todos esos nombres compuestos.

Tenía ganas de comentar...se nota (aunque no le dé a nada, permíteme explayar mis ideas hacia tu poema)

Ah! Me gustó mucho la pintura.

Sepetecientos abrazos, me gusta dar abundantemente.

Abismo dijo...

Precioso poema... y es que rellenar silencios, con todos esos detalles es una maravilla!

Besos desde el abismo

Jose Zúñiga dijo...

Un sombrero negro y dos coletas! Vale más que nil palabras. No hay silencio.

Poetiza dijo...

es bello leerte en silencio sin perderme en tus letras. Besos, cuidate.

elisa...lichazul dijo...

mejor hacer su propio camino y reinventar quimeras...a perderse en visiones ajenas

besitos

kalima dijo...

Precioso poema....despues de mi larga ausencia retomo la lectura y la escritura k buena o malamente puedo hacer.
Me alegra encontrarme con esto, con el saber de la necesidad de llenar el silencio de colores.

Un saludo