viernes, 24 de junio de 2011

Ella 7




horizonte
tira de piel presentida
pálpito y cielo y soledad y ámbar
trigo y blancura
ángulos y libertad y clavícula
espejo de mil matices
tul y sombrilla y jara y purísima
rojo y estremecimiento
gota y piedra
albahaca y roble y escarcha y frugal
río de metáforas vivas
risa y objeto
acto y retruécano y caricia y nudo
transgresión y verbo y paso
erizas mi piel
consigues hacerme descabalar

12 comentarios:

Carmen dijo...

al escribir este poema estabas pensando en mí, no me cabe duda

(carcajada)

prometo no pisar en mucho tiempo un gimnasio, estuve ayer por la tarde y aún estoy desvariando

un abrazo Manolo

Alijodos dijo...

Todo eso y mucho mas...Un saludo manolo...

MiLaGroS dijo...

Descabalar.

Me parece genial esta palabra .

Si eso te hace una mujer siete .

¿ Que te haremos las mujeres diez?

Me alegro verte de nuevo escribiendo. Abrazos.

Maritza dijo...

Un escrito con mucha fuerza y pasión, sin duda...
Bellísimo, Manolo.

Abrazo grande.

SIL dijo...

En la fecha procede a comentar esta mujer 6.50/


Ella debe ser un tsunami, para hacer ¨descabalar¨a semejante Poeta.

:)

Un beso

SIL

tomas rivero dijo...

Me gusta tu poema, Manolo. Las mujeres siempre nos hacen descabalgar: gota y piedra / albahaca y roble...
Un saludo.

Anouna dijo...

Bueno, aprendí una palabra nueva - Descabalar - No tenía idea que existía, pfffffffff me haces falta maestro de la palabra, que bien por tus poesías, siempre enseñan algo más que sólo palabras.

Ella 7 Casi como la mujer virtuosa del libro de Proverbios Uffffffff!! Tremenda! Siempre me pregunté si existían mujeres así??? Pero tu poesía dice que sí? Y una rasguñando los números, jaaaaaaaaaaaa

Genial forma de decir tanto tanto; lo que más me gustó, te digo? El "erizas mi piel" Me gusta el efecto más que la causa.

Besos

Rafa dijo...

CRITICA PRIMERA

Me consta que tu poesía le guste a las Damas, hecha desde la más sutil trama amorosa, la más, sin duda, aventura lingüística que en apariencia, intención inequívoca, plasma cierto desgarro que sufre el alma utilizada con un lenguaje exquisito. Utilizas la forma a tu antojo con pretensiones rompedoras.
Hace tiempo que tu aventura innovadora dio sus frutos.
Mi consejo: Sería más que digno que retomes tu conocimiento de ambas vertientes, conocimiento de la métrica y un ajuste, no lingüístico que dominas, sino porque, a mi entender existen poemas que la libertad estilística hacen que el contenido se pierda.
Yo, a mi entender, condensaría, la más clara prueba es este poema, poema que aplaudo pero a la vez critico.
El uso indiscriminado del vocablo 'y' desmerece esta vez la forma. Palabras yuxtapuestas pueden alimentarse de la anterior y, a su vez, de la que sigue.

Seguiré con mis antojos, mis ganas de poner en su lugar lo que se me presenta...

Por lo demás, me alegro que sigas deslumbrando con tus palabras a pesar de que yo sea un bicho raro.


¡Salud y alegrias para tí y familia gran poeta!

Abrazo.

P.D.: Esta es la parte primera de mi critica, espero no te enfades, sabes que te admiro pero... la sinceridad se impone, la objetiva supeditada a la amistad, el resto... el resto es un juego que ya no admito, aunque, te digo, que lo bonito de toda experiencia, aventura, es saber si dejó depósito en tu persona y, sobre todo, si el indiscutible esfuerzo mereció la pena, individual e idestructivo, si, acaso, olvidados los laureles sin paga ni sobre abultado, culminaron en un propósito, plausablimente secreto para nosotros.

Sin más que decir, solo que volveré a releer tus últimos poemas, planear si procede mi segunda critica...

¿Admites?

Paloma Corrales dijo...

Absorbe este poema, Manolo, y casi obliga a instalarse en él. Enhorabuena.

Abrazo.

Rafa dijo...

El tío Fred se pavonea con su corbata de piel de serpiente, siempre a medio desanudar, siempre colgando, barriendo las migas o partículas de arena que el viento se esmera en depositar sobre su abultada barriga. El tío Fred nunca sonríe, nunca tiene buenas palabras para la gente que saluda.

En la noche escuchamos como deambula. El ritmo es eterno. La tarde dejó luz ambarina meciendo los campos de trigo. Luz indecisa, lechosa, plateada. Los pálpitos del cielo molestan clavículas mal cuidadas bajo el peso de la necesidad durante años. Los ángulos se espesan en la oscuridad. Libertad es solo un pálpito. El trigo se despoja de blancura añorada con gesto presentido.

Con toda seguridad cuando los espejos devuelvan en la mañana los matices derrumbados en el rostro añoraremos días felices, tules en las tardes, sombrillas en los mediodías, el rio cadencioso salpicando nuestra piel desnuda, la jara omnipresente cavilando como arañar un gesto a la piedra indiferente.

Albahaca y roble seguirán distanciados. Habrá estremecimiento. Las gotas, escarcha dejarán de ser frugales, pues un llanto incesante se extiende por los cielos.

Las metáforas aprendieron la técnica del suicidio.

Retruécanos, transgresión eriza mi piel, mañana seguirá al ayer, mi rostro permanecerá aplaudiendo un buen lavado de cara y afeitado. Soy hombre, imperfecto.

Si mi intención se descalabra es porque soy…

LIBRE

P.D.: Esta vez no es crítica sino prosa paralela, a mi modo, con humidad y atención a tus palabras.

Espero que sea de tu entendimiento mi buena voluntad.

Mª Teresa Alejandra dijo...

Os voy leyendo pero me cuesta mucho y comentaros más, estoy en mi lugar de siempre, pero escribo menos.

Este comentario es para todos igual.

Un abrazo

Maite

MiLaGroS dijo...

Que genial que alguien haga una crítia constructiva. Aunque muchos no la admiten, yo considero a Manolo lo suficiente inteligente para agradecerla. Yo gracias a un amigo que me criticaba escribomucho mejor ahora. Me encantaría que Rafa entrara en mi blog y me dijera también. Abrazos.