miércoles, 20 de octubre de 2010

Festina Lente




Bautízame aunque no sea El Hijo de Dios


Con tu mirada
                                   Con tu sonrisa
                                                                       Con tus manos tiernas
                                                                                                                      Con tu fe


Haz volar sobre mi cabeza una decapitada paloma


Herrumbrosa
                                   Goteando
                                                                       Signo y señal
                                                                                                                      De nieve


Insufla en mi pecho la fuerza de la verdad vedada
No necesitaré maná para el desierto

21 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

AMÉN!!!

Qué bonita la estructura para un poema tan bello, Manolo.

Besos enormes!!!

Jose Zúñiga dijo...

Hoy por tu página se esparce la verdad revelada, la poética, la belleza sin más.
Abrazo

Paloma Corrales dijo...

Un bautismo de palabras y versos que como gotas de lluvia van descifrando otro universo.

Muy bello, Manolo.

Un beso.

Esencia dijo...

La verdad de uno siempre reside en el voceo de su alma, lo que necesita, lo que anhela , lo que obra... lo que recibe.


De corazón, esencia.

Luisa Arellano dijo...

La fe mueve montañas... nuestras montañas interiores se desvanecen ante lo que anhelamos y deseamos con pasión... cualquier montaña.

El poema es bellísimo, tanto en forma como en fondo. Para mí, que llego oxidada después de tanto tiempo, ha sido una lluvia fresca y reparadora.

Gracias, paisano, por acudir tan pronto a dejarme tu cariño.

Un abrazo enorme.

SIL dijo...

Nunca usé mejor el verbo DIVINO para calificar algo.

DIVINOS TUS VERSOS.

El título es exquisito. (adoro esas perlas en latín incrustadas en tus letras)

Beso,

SIL

SIL dijo...

Adjetivo: DIVINO- :)

elisa...lichazul dijo...

excelente verso, cada uno potencia al que baja
los elementos paralingüísticos (pausas) juegan su espacio y contribuyen a matizar (ritmo) la lectura

Felicitaciones Manolo
besitos de luz

MiLaGroS dijo...

Es muy bello este poema.La paloma sin cabeza, La fuerza que tiene lo que está vedado.

La locura lo inalcanzable, lo desconocido, tiene tanta fuerza que alimenta por si mismo y no necesitás maná aunque la verdad es que estás en el desierto.

No se si he sabido expresar bien lo que he sentido al leerlo.Lo he intentado.Salu2

Carmen dijo...

será por "deformación" familiar...corramos un tupido velo

hoy me quedo y con permiso de dios (padre e hijo) con tus últimos versos

Besos

ana dijo...

Ha sonado casi a un sacrilegio, pero con una belleza, que te libera del pecado.

La verdad vedada...

Si te la insufla ruego al cielo que nos la reveles.

Un besazo muy fuerte Manolo.

Anouna dijo...

Así Sea!!

He leído muchas veces la poesía y cada vez me emociona más, es indescriptible el sentir, Bello, sublime, magnífico, me parecen a poco, habrá que inventar más palabras para poder decir lo que se siente.

Consigues una poesía Celestial!
Te abrazo desde aquí.

Poetiza dijo...

Manolo, que belleza, un poema hermoso. Besos, cuidate.

anabel dijo...

Su mirada, su sonrisa, sus manos tiernas, su fe...son suficiente alimento para nuestro éxodo por la tierra. El amor, el de verdad, alimenta no sólo el cuerpo, sino tambien el alma, porque viene de Dios.

Un abrazo.

Carla dijo...

Que hermosura de poema!!!! Y me gustó mucho como esta escrito, como lo armaste.

ana sáenz dijo...

me ha gustado mucho,lo he sentido muy diferente y refrescante

un abrazo

mis largos pies dijo...

Un paseito, sólo para agradecerte tus visitas, y tus comentarios. Y un abrazo.

Alma Mateos Taborda dijo...

Belleza, poesía y profundidad. Un gran post. Un abrazo.

Poetiza dijo...

Manolo, hoy tu sonrisa entre tus letras me saluda. Te dejo un beso, cuidate amigo.

tinta negra dijo...

la forma de tu poema es tan contundente!°


Saludos!°

Marinel dijo...

Caray...hace mucho que fui bautizada,pero a un bautizo así...me apunto ya mismo.
Es absolutamente precioso ese sentimiento de amor que rezuma la poesía.
Más besos.