miércoles, 13 de octubre de 2010

Tiempo reventando




Llegó la hora de los aviones mariposas
con el cáliz reinventado en sus alas
del fusilamiento de los que perdieron
las uñas atravesando sonrisas
del ahogo en jardines de arena y juncos
de respirar hasta inflar los pantalones
de hinchar los árboles reventando las venas
llegó la hora del tren rosario
con su boca ya sin espuelas ni olor

Y en esa hora que anuncia cuadrados
con siete puertas y siete esquinas
con un derrumbe celeste sobre el mantel
en esa hora
me refugiaré en tantas palabras que
me hicieron suspirar

18 comentarios:

anabel dijo...

En esa hora de tiempo reventado, el refugio que propones me parece maravilloso...siempre las palabras.

Inquietante imagen para un poema casi "apocalíptico"

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Inquietante este poema, audaces imágenes para el tiempo presente, con esas siete esquinas (tengo fijación con las esquinas, poética, se entiende). Cómo no rendirse a sus versos.
Es cierto: no todas las palabras sirven de refugio.
Abrazo

Abismo dijo...

Las palabras siempre son un refugio pues en ellas se guardan todas las sensaciones...

Besos desde el abismo

ana dijo...

Y es que así es, las palabras a veces encierran en sí un refugio que puede calmar la angustia de un momento en el que las esquinas lo complican todo.

No me importa venir y aislarme, aunque luego me arrepienta de haber cerrado los ojos.

Un besazo Manolooooo.

SIL dijo...

Parece una tremenda sentencia, y sin embargo, deja dulce sabor de boca.
Si llegó la hora, habrá que asirse fuerte, Poeta.

Beso


SIL

Sensaciones dijo...

me gusta ese final:

"...en esa hora
me refugiaré en tantas palabras que
me hicieron suspirar."

si es que los suspiros de AMOR
son los mejores...además es como si viera salir el sol después de una gran tormenta!!

Un besoooo grandeeee!!

elisa...lichazul dijo...

un refugio que nos marca existencia y trascendencia

besitos de luz

Alijodos dijo...

Maravilloso Manolo muy firme este poema...Un abrazo...

HADALUNA dijo...

Quiero volar en una mariposa que parezca un avión...o en un aviòn que parezca una mariposa.

Estupendo, Poeta, como siempre.

Besitos mágicos.

Celia dijo...

Me agrada, amigo, que hayas nombrado el siete, en tu poema. Para mí, es mágico ese número. Y tus letras como siempre, también lo son.
Un beso.

Carmen dijo...

un hermoso refugio ése de las palabras

hago uso y a veces hasta abuso de él

Besos

Anouna dijo...

Respirar así debe ser fantástico!

Y en esa hora que imagino perfecta (porque creo que el número 7 es perfección total) un derrumbe celeste que no alcanzo a imaginar sobre el mantel, pero me suena bello. En esa será el momento de abrazar las palabras; un abrazo pienso es el mejor de los refugios.

Bueno...es lo que imagino leyendo este genial poema.

Anouna

Anouna dijo...

En esa HORA, me faltó esa palabra, uffffffff que me emocionéeeeee!!! jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Bechussss.

Poetiza dijo...

Manolo, me enrredo en tus letras y me da miedo pensar en esa hora....tu al menos tienes tantas palabras para refugiarte................Besos, cuidate amigo.

MORGANA dijo...

Hay tanta fuerza en tus escritos que me impactan.
Besos.

Poetiza dijo...

Manolo, sigo aqui enrredada entre tus letras. Besos, cuidate amigo.

Marinel dijo...

Siempre hay horas explosivas,horas de refugiarse en lo intrínseco del yo,
dubitativo,recordatorio,nostálgico,alegre o pesaroso.
Y en todas ellas emergen las palabras gravitando,aleteadoras;abejas que fueron e irán de flor en flor para salirnos al paso en todo tiempo,picándonos justo en el centro del existir.
Hermosos como siempre,Manolo.
Un beso.

tinta negra dijo...

escribes maravillosamente siempre me cautivas!°
saludos!°