lunes, 18 de enero de 2010

Cien palabras





Resumir en dos gestos con los brazos
cien palabras que cabalgan en mis sienes
parece alquimia de letras
y no deja de ser otra cosa que tu conversar
una fuente que vierte vino tinto
un jardín plantado de árboles capitulares
un sendero formado por setos de fresas
una plaza con bancos de cristal
y en el centro de ese laberinto que no engaña
esperas junto a la fuente
abanicando tus tobillos peras de carne
con plumas de una leona
que nunca quiso ni asustar a los jilgueros
siéntate conmigo en la mañana
hablaremos de todo aquello
prohibido por los dioses.

26 comentarios:

Cele dijo...

Ay Manolo! Esta promete ser una conversacion digna de ser escuchada. Nos la contaras? Un saludo

Alijodos dijo...

Tobillos peras de carne" me ha gustado esa expresion...Un bonito poema manolo...un abrazo..

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Manolo, la conversación promete, un poema lleno de excelentes y hermosas metáforas, día a día te superas en tus hermosos poemas.

un abrazo paisano

Maite

Abismo dijo...

Hablar de lo prohibido... uff! no se necesitan cien palabras, una se queda balanceando tobillos...

Y no sé si son cien palabras las de tu poema, pero son estupendas!

Besos desde el abismo

ana sáenz dijo...

cien palabras que caben en versos llenos de poesía y poesía envuelta en la flor del almendro

un beso, manolo

anabel dijo...

Bien...hablemos.

Un abrazo.

Narci dijo...

Precioso y alquímico poema.
Besos
Narci

Ana dijo...

Es difícil expresar las cosas con la belleza con que tú las describes. Yo hoy no me llevo cien palabras, me llevo muchas más sensaciones y ese hablar de lo prohibido.

Muchos besitos Poeta, cada día eres más grande.

Caperucita dijo...

He disfrutado de este precioso jardín mágico y de ese elixir que emana de la fuente, sentada en el banco de cristal.
Que los dioses siempre te acompañen.
Besos.

Julia- Ch dijo...

Sigue amando como amas las palabras , para que tod@s podamos transportarnos a otros mundos llenos de encanto con tus maravillosas palabras. Un abrazo feliz semana.

SIL dijo...

Cien palabras que valen por mil, verdad... ?


Bsoooo, Poeta único e irrepetible.

Cordelia dijo...

estas cien palabras prometen silencios, no sé si cien, pero seguro que son silencios que no defraudan

Sensaciones dijo...

cien palabras y mil suspiros poeta...
qué bonito que lo dices
qué bonito que lo escribes
y la tentación que nos dejas
con la pasión por el camino...

Un beso enorme!!!

Antoñi dijo...

Hablaremos de todo aquello
prohibido por los dioses...
Me quedo con esos dos versos, por todo lo que significan de valentía en todo el conjunto del poema.
Las palabras jamas deben ser silencios por descifrar, deben ser semillas para el fruto de una vida donde se ha sabido elegir el camino que marca la luz para tus ojos y el oxigeno limpio en tu respirar...

Eres para mi el poeta genio de la metáfora, expresando sentimientos... Mil besos a esa genialidad, para que esa belleza le de el color mas hermoso a tu caminar... Antoñi

Paloma Corrales dijo...

Bella y sugerente invitación.

Un abrazo.

Yemaya dijo...

Que hermoso y como nos atrae el peligro, verdad?.
Besos y susurros dulces

Celia dijo...

¿Alguna vez te he comentado que haces música con las palabras?
Y es que los genios... sois así.
Un beso.

una más... dijo...

wow.. embelesas..
Me encanta la foto, es la guinda, perfecta.
Besos..

Mª JOSE.(ALIAS LA BLASA) dijo...

LO SUBLIME DE LO APASIONADO
LA METAFORA QUE DESCRIBE PASION PURA
LA BELLEZA DE TUS PALABRAS.
HERMOSO COMO SIEMPRE.MJ

MiLaGroS dijo...

Este me encanta Manolo. Hablar de lo prohibido por los dioses.
Que una conversación sea fuente de vino tinto que alegra y hasta emborracha.
Que ella sea una leona que se pone plumas para no asustar a los jilgueros. Que maravilla amar así.
Un abrazo

KUBAN dijo...

En verdad son cien palabras!! Es ´simplemente maravilloso. Un abrazo, Manolo, felicidades por este poema.

Poetiza dijo...

Bello poema Manolo. Un gusto leerte, besos, cuidate.

Anouna dijo...

Una conversación que embriaga, que tiene esos efectos del vino, que grato momento me imagino. Además de todas esas otras imágenes, de jardines con árboles entregados o convenidos. Con ese sendero de color pasión y la transparencia que se logra hablando. No puede faltar una fuente, que sería un jardín sin su fuente que la adorne, esperar ahí, una delicia.

Me gustaría ver esas plumas de leona, suave y temeraria a la vez.
Sentarse con alguien para conversar es una grata experiencia, vale la pena abordar todos esos temas que nadie habla por simple temor.

Se nota que me gustó el poema? Nos sentaremos, claro que nos sentaremos a conversar.

Un abrazo Poeta original
Anouna

Un Personaje en busca de Autor dijo...

Sin dud el fetichismo lindo lo prohibido...una foto muy bella.

hatoros dijo...

UF

impersonem dijo...

Sí, hay que transgredir las prohibiciones de los dioses... aunque sólo sea para ver qué pasa...

Abrazos.