miércoles, 20 de enero de 2010

Madonna con rosa mística



Madonna con rosa mística
Dalí, 1963
Colección particular



Hueco en el centro
donde el motor salta y sacude el día
donde nacen todas los desconchones
donde rezuman cuatro toros sin abanicos
tal es la belleza del trasunto
que solamente lo perecedero se bifurca en lo eterno
en la delicada caricia del pétalo
en el delicado espino de fuego
en la ingravidez constante del milagro
un velo azul y transparente
como el agua que mansa alimenta la verdad
rueda desde la cabeza a los hombros
gravita rodeando esa columna de carne
cubre traslúcido la existencia inasequible
en las sombras que son fraguas
palpita la diáfana aseveración que nos atrae
acaso los símbolos trascienden a las membranas
acaso todos somos ángeles sin alas
acaso arrodillarse es situación de elevación
y al fondo
surgiendo de un sueño
una leve línea que une el ayer y el mañana
todos andaremos de puntillas
todos velaremos el cielo acuoso
todos caminaremos por un desierto de certezas.

21 comentarios:

Mª JOSE dijo...

Todos andaremos de puntillas,
todos caminaremos por un desierto de certezas.....qué bello y verdadero es tu poema Manolo...maravilloso.
MJ

Alijodos dijo...

UN DESIERTO DE CERTEZAS ES UN MUNDO SIN VERDADES NO? TU POEMA ESTA LLENO DE METAFORAS Y SIMILES QUE HACEN PENSAR...UN ABRAZO...

Cele dijo...

Como siempre, maravillosos versos. Un abrazo para ti, nuestro angel sin alas.

ana dijo...

Y contadas y requetecontadas fueron 100 palabras, aunque primero quise leerlas y tratar de sentir su sensualidad oculta. La expresión abanicar tobillos me gustó mucho. Como siempre mi querido amigo creando colores.

Y no te digo nada que he sentido leyendo rendición dónde parece que juegas al nada es lo que parece (mar de letras, sopa de sal...)

A veces es dificil interpretarte, a veces es difícil saber que se ocultan en tus letras, quizás ese es el quid de la poesía, como en esta última, donde las sombras se mezclan quizás con iconos religiosos para cuestionarse verdades....

Bueno que voy a seguir con mi café, un besito Manoloooooooo

Sensaciones dijo...

...una leve línea que une el ayer y el mañana

me centro en este verso y me quedo en el tiempo...espero que no de puntillas...

Un besoooo enormeeee

Maat dijo...

Hola, Manolo.

Y mientras esperamos alcanzar ese desierto de verdades, andamos de puntillas por este mundillo virtual, gozando de la compañia y las letras de los amigos como tú.

¡Qué tengas buen día, rey de las metáforas!

Un abrazo.

Maat

Ana dijo...

Casi todos somos ángeles sin alas, unos más que otros...Me encanta el final donde todos caminaremos por un desierto de certezas...

Muchos besitos Poeta.

anabel dijo...

Me gusta lo de "caminar por un desierto de certezas", no resulta fácil...pero es imprescindible, creo yo, para la vida.

Un abrazo.

SIL dijo...

Todos eligen, yo también elijo...


En las sombras que son fraguas
palpita la diáfana aseveración que nos atrae...


Sublimidad hoy, definitivamente.

Besooooo.

hatoros dijo...

GRANDIOSO AMIGO MANOLO
PERDONA POR TARDAR TANTO PERO AQUI ESTOY
LO DEL LIBRO SE QUEDÓ EN CUADERNOS DE FOLIOS PERO LOS IRE PASANDO AL BLOG PORQUE SI NO HAY EDITOR EN ESTE MUNDO SE QUEDA
UN ABRAZO QUERIDO AMIGO Y SI PASO A LEERTE LO QUE NO LEÍ

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

"todos caminaremos por un desierto de certezas"

Me gusta todo el poema y por ende sus versos, pero me quedo con éste, puesto que para mí queda reflejado el sentir de todo el poema.

Hermosas letras, ya lo creo.

un abrazo paisano

Maite

Luisa Arellano dijo...

¡ay, paisano, cómo siento no poder disfrutar estos poemas como se merecen! menos mal que se quedan aquí guardaditos para cuando de nuevo pueda venir a saborearlos como se merecen... me han movilizado todo...

Aquí hay poesía de la buena, de la de verdad, de la que hace temblar, aunque uno no acierte a saber a ciencia cierta por qué... pero que pone en marcha muchos mecanismos que fenecían oxidados.

Eres un lujo

Annick dijo...

Quisiera pensar que ¨todos somos angeles sin alas ¨.

Abrazos desde Málaga.

HARGOS dijo...

quizas todos tratamos de pasar sin tocar el suelo pero creo que al final es inevitable , un abrazo maestro

Alma Mateos Taborda dijo...

Muy bellas metáforas en este magnífico poema. Y además poderosamente cierto. Felicitaciones! Un abrazo.

Francisco Javier dijo...

Muy logrado amigo, me ha gustado mucho tu forma de definir y expresar. La imagen es muy bonita, te felicito te ha quedado bastante bien, un abrazo.

KUBAN dijo...

El final es inmejorable. Gracias, poeta. Un abrazo.

Poetiza dijo...

Hermosas letras Manolo. Te dejo un beso, cuidate.

impersonem dijo...

Seguramente que sí...que sólo lo perecedero se bifurca en lo eterno... hay muchos misterios tras el velo, y muchas preguntas sobre ellos, tal vez algún día, todos o algunos, estemos o estén preparados para ver y entender lo que oculta ese velo... "Quid fuit, Quid est, Quid erit"

Abrazos.

Marinel dijo...

Todo es incierto,nada es tan real como esa eternidad venidera,desconocida y tajante.
un desierto de certezas,donde nosotros ángeles con o sin alas,cual ángel caído que las perdió, caminaremos en la búsqueda del corazón que alimente nuestros instantes en el laborioso camino hacia esa única certeza...
Otra vez genial.
Y más besos para ti.

Anouna dijo...

Este poema atrapa toda la belleza de la magnífica pintura de Dalí y mucho más. Es que no sólo es decir algo, sino, el saber cómo decirlo. Todo el poema me ha gustado, y como no gustar si es una obra de arte en sí mismo. Pero, a verso favorito, me quedo con algo que me saltó de inmediato.

"cubre traslúcido la existencia inasequible
en las sombras que son fraguas
palpita la diáfana aseveración que nos atrae
acaso los símbolos trascienden a las membranas
acaso todos somos ángeles sin alas
acaso arrodillarse es situación de elevación"

Solamente diré que creo que somos más incluso que ángeles y no lo digo yo originalmente. Que los simbolos siempre trascienden visualmente, y que arrodillarse siempre será un momento de elevación sublime.

Maravillosa tu poesía, maravilloso e hace leerla y sentirla.

Anouna