jueves, 14 de enero de 2010

Paseo Noctámbulo




La arena húmeda de una playa mediterránea
brilla bajo el foco de la luna
amortigua el paso de caminantes
en búsqueda de voces escondidas
entre los pliegues de la espuma y el viento.
Pieles aturdidas por la brisa
ojos que escudriñan hacia dentro
pies que recogen el paso de siglos
tobillos bañados por lo eterno
dedos incrustados en lo efímero
piernas que apenas sostienen cuerpos.
No es necesario hablar
es imposible callar
el salitre se incrusta tan adentro
el susurro milenario aviva su mensaje
¿Para qué quiero palabras, para qué las quiero?

23 comentarios:

gaia56 dijo...

Serían palabras blamcas, palabras de paz y de silencio.
Me gustó tu poema.
Un beso

Cele dijo...

Huella en el tiempo dejaran estas hermosas palabras que nos dejas en tus textos. Un abrazo

ana dijo...

Buscar palabras ante tal eternidad... y aún así lo lograste.

Precioso paseo. Casí repire ese momento.

Un besazo.

Maat dijo...

Hay momentos que las sensaciones inundan el alma y ahogan las palabras. Estos versos recogen uno de esos mágicos momentos. Hay que vivirlos plenamente y dar gracias a la vida por regalárnoslos.

Hoy, tu poema, me ha cautivado.

Un abrazo.

Maat

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Un silencio puede ser una cascada de palabras.

Hermoso poema

un abrazo paisano

Maite

anabel dijo...

Esa eternidad habita cada grano de arena de esas playas, testigo mudo de tantos momentos que han marcado la historia del hombre dándole una belleza y una sabiduría incomparable.

Un abrazo.

Ana dijo...

No hacen falta palabras...Me has llevado con tus versos a la playa. He podido sentir la arena bajo mis pies y el salitre incrustado tan dentro, que si no fuera porque vivo al ladito del mar, hoy con tus versos habría podido conocerlo.

Muchos besitos Poeta.

Alijodos dijo...

Con esa imagen sobran las palabras desde luego...Un abrazo poeta...

Taty Cascada dijo...

Amigo, hay momentos preciosos en nuestras vidas,son momentos internos de soledad, pero no de esa soledad que lastima, sino de un estado íntimo de placer mental. Curiósamente suele manisfestarse cuando observamos el mar, quizás su grandeza nos aturde tanto, que solemos divagar.
Cariños para ti.

Antoñi dijo...

¿Para que quieres palabras... ?, El mar habla sus mensajes desde dentro su oleaje, desde su profundidad llena de corales. Tu eres parte de el cuando te atrapa su canto, agua salada como barco echo de sueños en dialogo interno con la mar...
Es otro ejemplo precioso de tu buen hacer, eres poeta hasta cuando duermes, seguro... Besos, Antoñi

Anouna dijo...

Cuando la sensación directa es tan sustanciosa, tanto como todas las sensaciones que produce caminar sobre la arena y ver el mar. Ante eso tan poderoso, unas palabras se hacen nada, no llegan a provocar en la misma forma, entonces para qué querer sólo palabras. Para qué?

Pero sin palabras, no se podría describir esa sensación que embarga. Entonces, las quiero.

Abrazos,
Anouna

SIL dijo...

El susurro milenario aviva el mensaje.
Llegará un momento en que, será imposible callar y necesario hablar.


Tus versos nos hacen recorrer con el alma descalza la arena tibia.

Gracias... viene bien esa caricia.
Cuando los pies están heridos, la suavidad cura.

Un beso.

*Luna dijo...

Un precioso paseo por la playa con este bello pomea
un beso

hargos dijo...

por veces sobran las palabras, dejando paso al sentido, un abrazo maestro

HADALUNA dijo...

Manolo, leerte casi siempre es un bálsamo para los sentidos, pero encima hoy con la foto que has puesto...ufffff...

Besitos dulces.

Sensaciones dijo...

ains... cómo he sentido hoy...
sin escuchar palabras
al amor bajo la arena
acariciar mi alma.

otra vez gracias!!

Un beso...grandeeeee

MiLaGroS dijo...

A veces no se necesitan las palabras. Es cierto. ¡ Que belleza!. Sigue así. Un abrazo

Narci dijo...

Sin duda, las palabras te sirven para escribir y trnasmitir bellezas como ésta, ilustradas con imágenes tan hermosas como la elegida para tal ocasión.

Besos
Narci

KUBAN dijo...

Y tú preguntas para qué quieres las palabras? Lee tus versos y verás para qué. Un abrazo, amigo.

ACM dijo...

En tu paseo noctambulo nos dejas imágenes tan ilustrativas de la vida, que sin tus palabras serian imposibles de divisar.

Estupendo poema que deja mucho en lo que pensar, un entrañable abrazo.

Marinel dijo...

A la orilla del mar no hacen falta palabras...
Dejarse acariciar por esas sensaciones,por esa eternidad acuática,por esa sempiterna brisa que acompaña el paisaje marino,es más que suficiente...
Y tú bordas lo que se siente.
Más besos.

Krlos Reyna dijo...

Versos como flechas directo al blanco, dulzura, fuerza y luz.

Me encantó

Un abrazo amigo =)

Preciosa imagen también :D

hatoros dijo...

DE NUEVO