miércoles, 5 de mayo de 2010

Flores en el ojal



La tarde se hace racimo de formas angulares
cada vez que alisas el palisandro

Un tejado blanco
sirvió de guía
sirvió de anémona en el trigo
sirvió de cruz de norte a sur
sirvió de espera en una estación de sensaciones

La tarde se vuelve a mirar tus formas angulares
cada vez que usas tacones

y merendamos
yo estaba en ese hueco de la palabra
yo estaba en aquella montaña que eran dos palillos
yo estaba en el camarero que se arrancó los ojos
yo estaba en la onomatopeya que calló del techo

La tarde oxigena los bucles y las formas angulares
que tu mirada bautiza alborozada

Los semáforos
que nunca llegaron a sonreír
de repente
anudarón su pañuelo para colocarlo en la cabeza

Las aceras
que nunca fueron cintas plateadas
de repente
remangaron su falda a la altura de las rodillas

El verbo transmutó todos los colores de aquella tarde
en la que una mirada al infinito quedó colgada
entre los hilos de un ciclón en tu pecho

26 comentarios:

Poetiza dijo...

Ah Manolo, no me gusta ser primera en comentar, como siempre, hoy me pierdo en tus letras, encontrare la salida ya veras que si. Te dejo un beso asustado, cuidate Manolo.

Alijodos dijo...

Suena muy triste este poema..pero es bello como el solo..un abrazo manolo...

Jose Zúñiga dijo...

Son espléndidos estos versos, don Manuel. Me he quedado prendido en ellos. Como la flor en el ojar de aquel "Amarraditos" de Cabuca Granda.

Antoñi dijo...

Flores en ojal, detalle que se obstina en ser presencia en la ceremonia de lo que fue o pudo haber sido...
Poema muy surrealista, es como un bello collage con imágenes melancólicas, que se sujetan unas con otras ateridas de resignación y a la vez preñadas de un glorioso sentimiento de haber sido, haber descubierto...
Un beso
Antoñi

Cordelia dijo...

aunque parece más fácil de lo que en realidad es, me refiero a esta tarea de escribir haikus, no me sorprende (para nada) que te pongas a ello y te aburras en un tris

cada estrofa de este poema se puede desmenuzar

me quedo colgada del ciclón de tus palabras

Besos

MORGANA dijo...

Me gusta esta imágen,Manolo,muy a tono con este poema de confusión y dolor....yo no soy poeta...el poeta lo eres tú.
Gracias por estar,por ser.
Besos.

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

El verbo siempre hace que cambie todo para bien o menos bien...

El poema una maravilla.

Un abrazo


Maite

Paloma Corrales dijo...

Resulta maravilloso deslizarse por una "tarde hecha rácimos" y disfrutar de esas marvillosas metáforas, el final de contener la respiración.

Un beso.

SIL dijo...

El poema me huele a encuentro.

Cada verso es una señal.
Cada palabra un faro.

Y el título rezuma mi idea.

Precioso, Manolo.

Beso enorme.


SIL

elisa...lichazul dijo...

felicitaciones por los versos y por la imagen que les colgaste
se potencian y crean una gran todo

besos

Cele dijo...

Triste poema, y me pierdo entre sus pesares, al igual que los semaforos no sonrio, pero me complace recorrer estos versos que nos dejas.
Un abrazo y gracias por hacernos sentir

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hermosas letra poeta aúnque un
poco triste el poema,la imagen
es muy adog al escrito.
Cariños que estes bien.

Julia- Ch dijo...

Precioso Manolo , me encanta eso de que los objetos cobren vida, y también me gusta porque al leerlo noto cierto grado de melancolia...
Un abrazo.

MiLaGroS dijo...

No lo entiendo ni me dice nada.Veo´imágenes originales pero nada mas.Lo siento. Demasiado difícil para mi

*Luna dijo...

Hola cielo muy hermoso poema
un beso corazon

Amelia dijo...

Es que una tarde con la persona amada puede convertir en seres vivos hasta las piedras y convertir en belleza la vulgaridad.

Es un poema hermoso y enorme.

Mi admiración y mi cariño.

Carla dijo...

Maravillosos versos, es increíble como escribís.
Realmente te felicito por este poema.

Poetiza dijo...

Manolo, paso a saludar y dejarte un beso, cuidate amigo.

Vicky dijo...

Se huelen esos racimos de flores desprendidos del ojal, lleno de ambiguedades y metáforas que sorprenden. La imagen espectácular.
excelente Manolo!

Un Beso , Vicky.

RICARDO MIÑANA dijo...

Muy buenas las frases, verso a verso plasmas un bonito texto poetico, un placer leerte.
feliz semana.

estoy_viva dijo...

hay dolor en el poema o es lo que hace sentir, pero mi querido maestro la calidad es muy alta, como siempre nos tienes acostumbrados.
con cariño
mari

Liliana G. dijo...

Una cascada de hermosas metáforas jalonan tus versos en la magnitud de tus sentimientos.

Estupenda forma de ofrecer al mundo esas vivencias irrepetibles de la vida.


Besos.

Un Colibrí Viajero dijo...

Bellisimo, gracias Manolo un cálido abrazo!!!

Poetiza dijo...

Hola, paso a dejar un beso, cuidate amigo.

Marinel dijo...

Un huracán femenino.Unos andares de vértigo capaces de mover montañas y el universo que los rodean.
Unos momentos especiales colgados de una fascinación hacia esa que los provoca...
O esto entiendo yo, que me dejo llevar sin permiso :)
Besos.

Anouna dijo...

Me gusta este poema, mucho, simplemente permite imaginar tantas cosas, que ya con eso hace magia el momento.

Me gusta ese merendar, y el que estuviera ese yo en tantas partes, siempre ahí.

Los dos últimos versos suenan muy hermosos.

Anouna