viernes, 21 de mayo de 2010

Padre




¿Adónde me llevarán esos sonidos
que guardaste en el fondo de la alacena?
¿Es acaso lícito que una vagoneta de tren
            (extraviada y confundida)
estropee el césped de mi jardín
ahora que empezaban a sonreir todas las flores?

Mi padre se vistió de etiqueta para hablar conmigo
dice que mi voz es una fiesta constante
mi padre ató a su sonrisa todos los soles del mediodía
y a la cinta de su sombrero los sueños que respiran

Quiero que el viento alise mis uñas
cuando los dos miremos como se seca
el agua que alagaba los caminos que siempre acaban
en esa cruz de piedra enmohecida. 

22 comentarios:

RICARDO MIÑANA dijo...

Espero que tu padre siga atando todos los soles del mediodia y los
sueños hagan que vuelvan a sonrreir
todas las flores.
un placer leerte.
que tengas un feliz fin de semana.

HARGOS dijo...

nunca imagine poder ver a mi padre de esa manera, un saludo maestro

Jose Zúñiga dijo...

Escibir sobre el padre siempre me ha resultado complicado. Tu poema es hermoso, como esas luces a tadas a la sonrisa. Gracias por escribírnoslo.
Abrazo

Cordelia dijo...

me encanta encontrar en tus poemas palabras sueltas como alacena y palabras juntitas como sueños que respiran

besos

MAJECARMU dijo...

Sugerente poema..Los sonidos,los colores y la vida sobrevuelan el tiempo y se hacen presentes de nuevo..Se citan en esa cruz para eternizarse..

Mi felicitación por crear y recrear el sentimiento.
Mi abrazo grande.
M.Jesús

PERLA NEGRA dijo...

Un poema que deja volar la imaginaciòn hasta los recuerdos más queridos. Sobretodo si el padre ya no está, como es mi caso.

Gracias, por traermelo a mi lado durante la lectura.

Besitos de nácar.

Vicky dijo...

Debe ser hermoso atar a su sonrisa todos los soles del mediodía , una sensación inolvidable...

Un placer leerte , manolo.

Besos.

Julia- Ch dijo...

A veces resultan extrañas tus poesías...pero ....siempre y no a veces me parecen preciosas por tu forma de jugar y mezclar frases y palabras.
Un abrazo.

SIL dijo...

Vaya fibra que tocás, Manolo...
Tu padre tiene razón.
Tu voz es tu versar, y es una fiesta constante de belleza sublime.
Hay un dejo de melancolía en el poema, lo que hace doblemente hermoso.

Beso grande, Poeta.


SIL

SIL dijo...

Sabés qué...?
No estoy tan segura de a qué padre le hablás...
Tu poema bien podría ser usado como plegaria para dirigirse al Gran Padre.

Vaya este segundo comentario como segunda lectura.

Ya está.
Ya no vuelvo.

Bye !!!!!
:)

Pequeños Soles de Noe dijo...

Gracias

Un abrazo

Noe

elisa...lichazul dijo...

bonitas imagenes
besitos de luz

MiLaGroS dijo...

Muy bello y profundo Manolo.Me emociona que esperes que el viento alise tus uñas.Quizá todos las caminos acaben en esa cruz enmohecida o quizá no. Puede venir un viento que la tire, puedes tirarla tú.... Se nota en el poema un gran cariño a tu padre.
Un abrazo.

Mª José dijo...

Ya estoy de nuevo por la blogosfera cotilleando lo que has hecho en mi ausencia je je
Que tengas un fin de semana hiper estupendo
Besotes de colorines

Mina dijo...

mi padre ató a su sonrisa todos los soles del mediodía
y a la cinta de su sombrero los sueños que respiran...

Mi querido manolo, me mataste con esa frase, ufff. sentimientos mi querido, genial, extrañaba tanto leerte...

besos y sueños

Silencios de poesía (Mari) dijo...

Yo no diría que tu poesía es extraña, digo que tu forma de escribir es original, es tu estilo, absolutamente libre, libre como el viento, y me parece genial. He leído a algunos poetas que tienen un estilo parecido al tuyo, y digo, parecido, porque cada cual le dais vuestro propio toque personal, vuestra impronta.
Sigue siendo así de libre, me encanta tu libertad para expresarte.

Besos y abrazos

Anouna dijo...

Me sorprende mucho este poema, me produce muchos sentimientos encontrados, y sensaciones muy fuertes, pero no las sé interpretar.

Cuando un padre se viste de etiqueta, la conversación es de extrema importancia, me alegra que él se alegre, de tu alegría, y hazle caso en todo lo que te diga. La voz de ese padre, es esencial para llegar hasta la cruz y más allá de la cruz.
Ya dije que no las sé interpretar, esto es apenas una bruma.

Besos miles, Anouna

Poetiza dijo...

Manolo, tus letras un poco melancolicas me hacen suspirar y recordar, besos, cuidate amigo.

Sensaciones dijo...

te leo tarde amigo...y
me emocionas...

"Mi padre se vistió de etiqueta para hablar conmigo
dice que mi voz es una fiesta constante"...

cómo me llegan estos versos...al alma
gracias por el regalo!!

Un beso enorme!! poeta!!

P.D. Disculpa mi tardanza, cada día me pregunto: ¿con qué me sorprenderá hoy Manolo? jajaja
Otro beso, amigo!!

Maria Susana dijo...

Sentido homenaje. Me recuerda a mi padre, se despertó en terapia y cuando me vio llamaba a las enfermeras para que conocieran a su "nena"y sonreía como todos los soles del mediodía.Me gusta, se lo voy a leer.Un abrazo.

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Hermosa manera de ver a un padre, sólo tenemos uno.

Un abrazo paisano


Maite

Rafa dijo...

Pues...

...si quedan encharcados las inteciones en el camino...

.. y las sendas quedan embarrizadas, casi intransitables...

...sabiendo quer al llegar al hogar, el perro que me espera saltará y correrá, gracioso, eufusivo, hasta embadurnar mi pecho de huellas perdonables... pues no es su culpa que yo regrese despues de la lluvia.


Digo yo.