viernes, 13 de marzo de 2009

Gacela del mercado polvoriento



Los niños avanzan, torpes, entre el gentío
mientras cargan con grandes fardos
y aguantan empellones de la masa amorfa
que no repara en ellos, que no ve sus ojos fríos.

Ellos por no tener no tienen ya ni albedrío
se mueven temerosos del castigo pronto
y ágiles intentan acercarse hasta el marcado destino,
luchan contra el grupo amorfo con renovados bríos.

Parecen invisibles ante la muchedumbre y el griterío,
nadie parece reparar en ellos, en la podredumbre
que marca incesante y amarga su cruel sino.
Son sólo más gente, y a mi me produce escalofríos.

Marruecos, turistas, naturales del trueque y el desafío,
estridencias, gritos, ruidos incesantes, chasquidos,
y entre todo ese tumulto, al parecer escondidos,
se mueven un montón de niños entre el polverío.

26 comentarios:

impersonem dijo...

Inmenso el poema Manolo, contenido y estilo unidos de la mano en la reivindicación de esos niños.

Lo que cuentas a mi también "me produce escalofríos".

Abrazos.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Querido Manolo
Qué cruda realidad que vivimos en todos lados con esos pobres niños! Y queremos hacer y nos siguen poniendo palos en la rueda
Un beso
Noe

Anabel Botella dijo...

La realidad es más dura que la ficción. Desgraciadamente existen otras realidades, además de la nuestra, que me hacen pensar en lo afortunada que soy. En estos días que estoy un poco baja de moral, esto es lo que me hace dar gracias a dios por tener lo que tengo.
Saludos desde La ventana de los sueñois, blog literario.

Antoñi dijo...

Me ha sobrecogido este poema, no solo por el sentimiento que expresa, además por la verdad tan cruel que denuncia…. Excelente creación… besos, Antoñi

M. Angel dijo...

Amigo Manuel, cruda realidad la que plasmas en tus versos, y por desgracia nadie pone reparos a tan cruel desatino

Cordial saludo

Sil dijo...

En rebelión al tumulto
y la masa amorfa,
gracias a tus versos magníficos, HEMOS VISTO A LOS NIÑOS.
Ojalá algún dios te lea, y también repare en ellos.
Un gigantesco abrazo.

Luna dijo...

Precioso poema mucho sentimiento hay en el
un beso de Luna

Tinika dijo...

Precioso poema aunque triste el tema de los niños, pierden su infancia y cuando se dan cuenta ya han crecido, perdiendo también la magia que tenían que haber tenido.

Un placer leerte, desde el blog de Mari.

sacri dijo...

Hola manolo, triste tu poema y una realidad muy cruda, los niños dejan de jugar y de ser niños para poder subsistir, que asco de siglo 21 cada vez hay mas pobleza y mas miserables que se hacen ricos, muchos saludos para ti, me gustan tus escritos, chao.

ana dijo...

Hola Manolo.
Pues la verdad es que ya casi lo dijeron todo.
Pero bueno yo también tengo que decir algo y es que me parece increible que haya tantos niños a los que les robamos el derecho a su infancia.
Un beso muy fuerte.

Gabriel dijo...

Emotivo poema... y es la vida que llevan los niños en esos lugares. Duro, pero es la realidad que les toca vivir.

estoy_viva dijo...

Cruda realidad escrita en poema, esperando que les cambie su actual vida por una mejor que se ve refleja en las televisiones. Con la epoca tan bonita que es la niñez y algunos lo mal que lo pasan.
Con cariño
Mari

hargos dijo...

que pobreza de corazon arrastramos en este mundo injusto, y mas cuando los que lo sufren son los niños, supuestamente nuestro futuro, un saludo Amigo.

Rafa dijo...

Hermoso pero crudo poema. Me recuerda a mis visitas a los zocos de Fez y Tunez donde no solo los niños sino tambien la mujer trabajaban incansables mientras los hombres platicaban en las puertas de sus abigarradas tiendas tomando té. Cruel pero verdadero.

SALUDOS

MiLaGroS dijo...

Muy bonito y como siempre los niños
los más castigados

Mina dijo...

Sentimiento intenso que grita entre coraje lo que lleva en sus adentros.
Saludos

Paula de Bera dijo...

Hola Manolo!!
Me duelen los chicos cuando las miserias los arrastran y los obligan a no ser niños.
Poema doloroso e intenso.
Besos!!

Anouna dijo...

Manolo, buscando entre mis cuadernos de años, encontré este poema, escrito por una mano que temblaba del dolor de lo que había visto a la pasada por una calle cualquiera. Y hoy me topé con el recuerdo al leer nuevamente el poema. Qué frágiles somos, nos conmovemos y al rato ya olvidamos y todo sigue allá afuera. Mira que no es casualidad que estemos tomando o retomando el tema. Ser sensibles no una vez sino siempre. Me emociona que hayamos tocado el tema y como tu la realidad dura me da escalofrio. Tu poema es tremendamente superior lo digo con mucha humildad, recibe mi admiración. Abrazos

hatoros dijo...

GOLPES COMO SIEMPRE DE LA VIDA.
GRACIAS POR ESCRIBIR TAN BIEN.

Luisa dijo...

Niños que viven como hombre...que injusticias¡¡.

Deberiamos mirar los ojos de otros mundos..las miradas de esos niños.

Besitos.

Sensaciones dijo...

Me entristece, la verdad, pero es la cruel realidad... nunca mejor escrito.

Poeta, tengo un trabajito en mi blog para ti, espero que no te moleste...
como no tienes mucho trabajo,jajaja

Un besooooo..y feliz fin de semana.

Digiovani, Eliana G. dijo...

muy bueno el relato, y también la forma de escribirlo. Es así.. describiste una realidad que nos invade, en todas las ciudades, en todos los países-
Besos
Eli,

Ana dijo...

Ay Manolo...Pone los vellos de punta...
Muchos besos y feliz finde.

El Infalible dijo...

buen blog.. voy a pasar otra vez!!
saludos..

mimbre dijo...

Hola Manolo...
Pareciera que nos hemos puesto de acuerdo...
La realidad no se la puede tapar, ni con oscurecer el sol, he publicado algo al respecto en mi blog, no con el afan de sacar redito de las miserias de los niños
Cansado de tanta promesa, que cae en saco roto, el actual estado de la niñez carenciada es terrible...
Buen escrito,triste, real...Mi Dios!!
Un abrazo

Osvaldo

Luna dijo...

Hola cielo en mi blog de poemas tienes unos premios
un beso desde mi Luna