jueves, 12 de marzo de 2009

Palabras gastadas



Esencia de existir,
savia que trepa por mis brazos
y llega, nueva, a mis dedos
dándolos la fuerza para seguir
emborronando papeles viejos
con palabras casi gastadas
de ser usadas a diario:
amor, noche, luna, madrugada...
palabras en las que naufrago.


Me gustaría crear
un nuevo diccionario lleno de flamantes palabras
sin sentido, sin ser empleadas
a diario.
Sólo los días de fiesta,
de verdadera fiesta,
esas que no marca el calendario;
días de flores frescas
como las que intento cada día cortar para ti,
como las que se escapan vivas
una tras otra, usual escapismo
de lo auténtico, de lo extraordinario.


Pero siempre tropiezo
con mi gastado verbo frecuente,
con mi hablar ordinario,
ordinario de habitual,
ordinario de cotidiano,
y sin querer escapo buscando frases nuevas
con las palabras de ordinario.
¡Ay! ¡Quien pudiera inventar nuevos vocablos!

21 comentarios:

Sil dijo...

El pintor de mil amores
si pudiera, pediria
al cielo con osadía
muchísimos más colores.
Y sin embargo, se arregla,
con tan frugal cantidad
y consigue deslumbrar
con mágica obra maestra...

No precisás más palabras.
Con las que estampa tu pluma
mezclando amor y locura
nos basta !!!

Un saludo desde el sur más sur.

Anabel Botella dijo...

Yo no poseo la genialidad de Luis de Góngora que inventó muchas palabras, pero la composición de palabras que haces para tus versos resultan hermosas. Yo no tengo ese dominio, aunque seguiré aprendiendo.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

LuNa... dijo...

DIBUJAS CON TANTA
TERNURA LOS SENTIMIENTOS
QUE NOS LLENA EL ALMA
DE TIERNO SENTIR...

NO HAY PALABRAS GASTADAS CUANDO
LAS DICTA EL CORAZON...
CUANDO SE DICEN CON TANTA
TERNURA SIEMPRE SERAN NUEVAS...

Y TU QUERIDO AMIGO
COMO BIEN DICES
NAUFRAGAS EN ESOS
TIERNOS SENTIMIENTOS

UN BESO INMENSO
DESDE MI LUNITA

GRACIAS POR SU VISITA
PARA MI ES UN
PRIVILEGIO

NUNCA DEJE DE BRILLAR....
Y DE REPETIR SIEMPRE
LAS MISMAS FRASES...

LuNa

LuNa

Rafa dijo...

Tanto en el amor como en la escritura la rutina no deja de ser hermosa cuando la dedicacion que se le presta es delicada, sincera y con esmero. Nunca dejas de sorprenderme con tu infatigable y sutil labor trovador extremeño.

Un saludo cordial siempre.

Pequeños Soles de Noe dijo...

Necesitamos inventar nuevos vocablos, cuando los que plasmas con la pluma son los que salen sin ataduras son del corazón?
Un beso
Noe

Sensaciones dijo...

Sin palabras!!!

Un beso con mucho cariño.

Antoñi dijo...

Acabas de hacerlo, le has dado vida prolongada a las palabras, que siendo eternas, no necesitan ser innovadas, ellas se renuevan en cada silencio que la voz necesita para transmitirlas a través de tus manos. Con una vieja pluma o en el más avanzado de los teclados. Las palabras, en su expresión grafica se convierten en letras. Tú eres un maestro que enseña y se sorprende de lo que descubre, cuando comprueba que parte de los misterios que jamás serán en su totalidad descubiertos, has sido elegido para entrar en su fantástico universo. Te dotan de la cualidad de dar color a la vida y hacer soñar al que carece de tu don y de esa forma poder incluirse en este paraíso, que muy pocos son los que tienen la clave de acceso…. Besos, Antoñi

impersonem dijo...

Manolo tu verbo no tiene nada de gastado, menos aún tu hablar de ordinario. Es un verbo sentido, profundo en la metáfora, hábil en el ritmo, y en tu frente anidan todos los vocablos; y un día (hoy, mañana,...) volarán en tus versos dibujando rizos.

Abrazos.

Mar dijo...

Hermosos versos y hermosas palabras. No necesitas más, las que tienes las usas de maravilla.

Gracias por tu visita.

Un abrazo.

Luna dijo...

Hola cielo que lindo poema es precioso acompañado de una imagen preciosa me encanta
un beso desde mi Luna

anapedraza dijo...

No te hace falta Manuel, te sobra invención, te sobra talento, te sobra arte.

MIGUEL

estherpino dijo...

¿Inventar nuevas? Creo que no podría prescindir de las que ahora me hacen naufragar. ¿Qué haría sin nombrar la niebla, el amor, la ausencia, la nostalgia, el otoño, tus ojos...
Me ha gustado mucho tu poema y me ha hecho pensar en el tema de las palabras, tan sugerente para mí.
Un saludo.

M. Angel dijo...

¿QUIEN PUDIERA INVENTAR NUEVOS VOCABLOS?

Para versarte dulce amada mía
los versos jamás así,nunca esritos
Para que llegaran a ti los gritos
De este loco que te ama cada día.

No busques vocablos nuevos, que tus versos son locura.

Cordial saludo

Marinel dijo...

Para pintar con esos nuevos vocablos el inmenso amor que sientes y hacer un cuadro precioso con reflejos iridiscentes que iluminen su sonrisa...
Con el lenguaje ordinario ya consigues sobrecoger...imagina si algún día te salen al encuentro palabras nuevas...
Besos.

ana dijo...

Madre mía, hoy, perdona la expresión, te has salido con el poema.
A mi, a veces, me pasa es como si siempre tropezara con las mismas palabras, pero como dice Noe, quizás sean las que salen de mi corazón.
Y del tuyo salen muchas más y para prueba el poema de hoy.
Si inventas alguna, compartela conmigo, anda.
Un besito muy fuerte.

hargos dijo...

nadie mejor que tu para hacerlo, a mi no me mires, un abrazo amigo

Ana dijo...

Aunque las palabras parezcan gastadas cuando salen de tu pluma parecen nuevas...
Muchos besos.

Maria dijo...

Impresionante Manolo, menos mal que las palabras están gastadas, cuando encuentres otras nuevas nos dejarás deslumbrados, precioso de verdad.

Un beso, María

MiLaGroS dijo...

Creo que aunque este inventado
el mejor vocablo es" te amo". Y quizá lo novedoso sea, que de tanto usarlo se desgaste y suene diferente. Un abrazo. milagros

mimbre dijo...

Hola Manolo...
Los poetas, tienen licencia para crear, así es que a crear!!
Oliverio Girondo y Cesar Vallejo, lo hicieron en su momento, porque no ahora!!
Buen poema
Un abrazo
Osvaldo

Luisa Arellano dijo...

Pues habrá que atreverse, Manuel y si hace falta inventar todas las palabras, pues a por ello.

Pero ten en cuenta que las palabras son muy esquivas y aunque nos parezca que no hay... están ahí dándonos esquinazo. Es cuestión de atraparlas bien atrapadas jejeje

Un beso.